Montevideo. El presidente de Uruguay, José Mujica, promulgó la ley que habilita el aborto en las primeras 12 semanas de gestación, recientemente aprobada por el Parlamento, según un decreto difundido este martes por el gobierno.

"Cúmplase, acúsese recibo, comuníquese, publíquese e insértese en el Registro Nacional de Leyes y Decretos la ley por la que se establecen normas relacionadas con la interrupción voluntaria del embarazo", sostiene el decreto.

El texto que lleva la firma de Mujica y la fecha del 22 de octubre abre ahora un plazo de 30 días para que la norma comience a aplicarse, periodo en el que el Ejecutivo deberá reglamentarla.

Mujica anunció en varias ocasiones que si el Parlamento aprobaba una ley de aborto no aplicaría el veto, mecanismo que sí utilizó su antecesor, Tabaré Vázquez, también del Frente Amplio (FA), para desactivar una norma sobre interrupción del embarazo en 2008.

Según la nueva normativa, la mujer podrá interrumpir su embarazo por sola voluntad luego que un equipo interdisciplinario (ginecólogo, psicólogo y asistente social) le informe distintas alternativas como la adopción.

Cumplido un lapso de reflexión de cinco días después de esa consulta, la mujer podrá exigir que se le practique un aborto en la institución sanitaria donde se asista.

La norma establece que "la interrupción voluntaria del embarazo no será penalizada" para "el caso que la mujer cumpla con los requisitos" mencionados durante las 12 semanas de gravidez.

Organizaciones sociales y sectores de la oposición anunciaron su intención de promover un recurso de referéndum para derogar la norma a través del mecanismo de recolección de firmas.

La iniciativa que permite el aborto fue aprobada con la mayoría de los votos del FA.

Uruguay se convertirá en los próximos días en el segundo país latinoamericano en aceptar la interrupción del embarazo por sola voluntad de la mujer.