Montevideo. El presidente de Uruguay, José Mujica, reconoció que en el oficialismo existen posiciones “contradictorias” en torno a la política económica, pero advirtió, de forma enérgica, que la mantendrá “sin cambios de carácter sustantivo”.

También señaló que no aceptará presiones de ningún sector del Frente Amplio (FA), inclusive de su grupo político, el Movimiento de Participación Popular (MPP) y advirtió que si esto sucede hará precisamente “lo contrario”.

El mandatario hizo estos comentarios desde Venezuela, donde se reunió con el presidente Hugo Chávez en medio de una gira por la región que también lo llevó a Perú, al encuentro con su par Alan García.

“Reconozco que en el Frente Amplio existen visiones un poco contradictorias respecto a esto (la política económica) y nosotros tenemos que administrar y soportamos la presión de todos lados”, dijo Mujica en una conferencia de prensa con medios uruguayos en la habitación de su hotel.

“Pero en términos generales, en su trazos más importantes, la política económica se va a mantener sin cambios de carácter sustantivo”, agregó el mandatario.

Aún así, Mujica reconoció que “permanentemente, siempre, existen ajustes y cosas por hacer”.

Consultado sobre el enfrentamiento entre el ministro de Economía, Fernando Lorenzo, y el prosecretario de la Presidencia, Diego Cánepa, Mujica respondió molesto advirtiendo que eso “es un perfecto bolazo”. Sin embargo, Lorenzo y Cánepa admiten en privado que tienen diferencias personales.

“En el gobierno no hay ningún problema de eso. Si simpatizan unos con otros o no, eso es otra cosa, pero adentro del gobierno no estamos para jugar a las madres ni para cultivar amigos, estamos para funcionar como un equipo, y los dos están funcionando donde tienen que funcionar. El gobierno no tiene la más mínima inquietud al respecto. Yo creo que se le dio un vuelo que nosotros no le damos importancia”, sentenció el presidente.

Además se le preguntó a Mujica si era cierto que el MPP le pidió que cambie a Cánepa por un hombre ese sector, como Julio Baraibar, ex ministro de Trabajo, y ahora embajador itinerante. Aquí también el presidente respondió : “absolutamente nadie, eso es un bolazo. Porque además no se lo acepto a nadie. Y fundamentalmente los del MPP lo tienen más claro. Por mi carácter y modo de ser soy macanudo, pero si me vienen a pecherear y a ponerme presión de esto y el otro, tengan la seguridad de que voy a hacer, lo más probable, todo lo contrario. Yo soy gobierno del país, no soy representante del MPP”, apuntó Mujica.

El mensaje fue directo al MPP y a otros sectores como el Partido Comunista o los socialistas que plantean cambios en la política económica. Estos sectores reclaman cambios en el sistema tributario para mejorar la distribución de los ingresos y beneficiar a la población de menores recursos. Para ello, desde el MPP y el PCU se plantea gravar más a los sectores con mayores ingresos y a las empresas, por ejemplo, con el Impuesto a la Renta. También está en debate la rebaja del IVA, de dos puntos (del 22% el 20%). Estos sectores dudan que el beneficio llegue a los más pobres.