Montevideo. El presidente uruguayo, José Mujica, quitó trascendencia a las filtraciones de cables diplomáticos estadounidenses en el sitio WikiLeaks, a las que calificó de chismes atribuibles al aburrimiento de los embajadores.

WikiLeaks comenzó a difundir más de 250.000 mensajes confidenciales del Departamento de Estado estadounidense y según medios uruguayos más de 375 documentos harían referencia al país sudamericano, aunque aún no han salido a la luz.

"Son un chusmerío (chisme). Los diplomáticos se aburren y escriben, escriben y escriben. No hay que darle mucha bola (trascendencia) porque lo importante no lo escriben", dijo Mujica citado por medios locales este miércoles.

"¿Y le vamos a creer a lo que dicen los cables? Un poquito si nos conviene, sino no, porque todo es relativo", comentó el mandatario izquierdista, un ex guerrillero de 75 años que entre fines de la década de 1960 y 1970 integró el grupo armado Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros.

Varios gobiernos latinoamericanos criticaron la filtración de mensajes, mientras que la Casa Blanca ordenó reforzar la seguridad para evitar nuevos episodios y consideró que la divulgación de los cables podría poner en peligro a los informantes estadounidenses en el exterior.