Durante una asamblea con los trabajadores del campo de Cojedes, a propósito de la conmemoración de los 154 años de la muerte del luchador social Ezequiel Zamora, el ṕresidente venezola Nicolás Maduro sostuvo que "es muy lamentable que traten de utilizar un hecho doloroso como éste para tratar de destruir la paz, me da mucha indignación".

Precisó que "a quienes así piensan y promueven el odio a los venezolanos, el desprecio a Venezuela, yo les digo, ojalá Dios los perdone porque no saben lo que dicen, se están metiendo con una tierra sagrada, amamos a Venezuela y vamos a luchar contra cualquier dificultad, problema u obstáculo que tenga".

Manifestó que quienes promueven el rencor quieren "desmoralizar y dividir a Venezuela", es por ello que hizo un llamado a cerrar filas frente a este tipo de campañas que asegura se adelantan a nivel internacional.

En la actividad, el presidente venezolano anunció una reestructuración de los ministerios de Alimentación y de Agricultura y Tierras para acabar con las "mafias" que especulan con productos alimentarios.


"La guerra principal que tiene hoy Venezuela es la guerra por su desarrollo económico, el elemento central del trabajo a realizar está en la fuerza productiva de la sociedad, ustedes son la garantía de la revolución económica y de la lucha contra la guerra económica necesaria para lograr la revolución política", concluyó.