Caracas. El presidente venezolano, Hugo Chávez, pidió a la Fiscalía General que abra una investigación contra las empresas Polar por presunto acaparamiento.

En su tradicional programa Aló Presidente, afirmó que “si la Polar sigue acaparando habrá que ir por la Polar, si sigue acaparando, iremos por ella (...) ¿Es la cerveza acaso una necesidad nacional?".

Agregó que la empresa podría cambiar su producción. “¿Para qué cervecería?, eso se podría transformar en fábrica de helados, de alimentos, qué vamos a hacer nosotros con una fábrica de cerveza, para qué, eso no hace falta, para ponerse más barrigones, y el colesterol y volverse medio locos", publicó El Universal.

A juicio de Chávez la cerveza es una de las armas del capitalismo para llenar de vicios a los países y criticó a los empleados de la empresa Polar que la defienden. "Hay unos trabajadores que andan defendiendo la Polar... ¡pobre de ellos! Defendiendo a los que explotan al pueblo", indicó

Chávez hizo esta declaración en la inauguración del tramo "Ezequiel Zamora" del ferrocarril que unirá Puerto Cabello- La Encrucijada, en el estado Carabobo.

En el acto advirtió las empresas deben capitales extranjeros para el financiamiento de sus obras, pues "todas las inversiones públicas no pueden caer en los hombros del Estado", argumentó.

Añadió que “esto que estoy diciendo son instrucciones, incluso para la empresa privada, porque la empresa privada tiene que estar subordinada al ritmo político”.

Explicó que “esto es una alianza, si el gobierno tiene alguna dificultad en el flujo de recursos ahí es cuando con mayor razón hace falta que leas empresa busquen en los banco del mundo miles de millones de dólares".

En este sentido advirtió al consorcio ítalo-venezolano "Grupo Contuy" de que si no busca financiación para continuar con las obras de la línea Puerto Cabello-La Encrucijada se buscará otra firma, pues no aceptará atrasos. Tienen que buscar financiación en bancos de Europa, y si no pueden cambiamos de empresas", dijo.

Según el jefe de Estado, algunos empresarios pueden mostrarse reticentes a adelantar fondos a Venezuela por lo que calificó como una campaña de descrédito desplegada por "los medios de comunicación de la burguesía".

Afirmó que "la deuda externa de Venezuela comparada con el PIB está apenas sobre el 20%". Agregó que esa cifra en Europa "anda en promedio por el 70%", y en Estados Unidos aseguró que "país que está quebrado y cuya deuda debe estar por encima del 200% del PIB”.

"Venezuela es uno de los pocos países del mundo que, si quisiera, podría pagar en este momento toda su deuda externa con sus reservas de divisas", aseguró.