Quito. Los presidentes de Ecuador, Rafael Correa, y de Colombia, Álvaro Uribe, manifestaron su disposición a restablecer las relaciones diplomáticas entre ambos países y acordaron sostener una reunión bilateral en el marco de la cumbre de Río que se efectuará en México entre el 22 y 23 de febrero.

Los mandatarios se encontraron por primera vez este martes en Quito en la cumbre de Unasur, después que los lazos entre ambas naciones se congelaran tras el bombardeo hecho por fuerzas colombianas a un campamento de las FARC ubicado en territorio ecuatoriano el 1 de marzo de 2008.

En la reunión extraordinaria de la Unión de Naciones Sudamericanas, ambos jefes de Estado conversaron unos diez minutos durante el almuerzo organizado por el presidente anfitrión.

En la oportunidad fijaron una reunión bilateral en México, que sería la primera de carácter oficial luego de casi dos años, informó El Comercio de Quito.

La ausencia del presidente venezolano, Hugo Chávez, que mantiene una tensa relación con Uribe, habría ayudado a que se produjera el acercamiento entre los mandatarios de Colombia y Ecuador.

En entrevista a la agencia Andes, Álvaro Uribe expresó su deseo por restablecer las relaciones diplomáticas con Ecuador. “He sentido mucho afecto por esta hermandad con Ecuador, hermandad histórica irrompible, por eso quiero expresar nuestra gratitud al gobierno del Presidente Correa y todo el afecto a ustedes los hermanos ecuatorianos”, dijo.

Similar posición manifestó Rafael Correa, quien manifestó su voluntad por normalizar los lazos con Colombia “lo más rápidamente posible,

Argumentó que “aprendiendo del pasado, pero viendo hacia al futuro, es claro que lo que más conviene a los dos pueblos que nunca se han peleado es tratar de normalizar lo más rápidamente posible las relaciones”.