Asunción. Sudamérica envió este viernes un mensaje de solidaridad al presidente de Venezuela, Hugo Chávez, y sus deseos para que se recupere del cáncer que padece, situación que Estados Unidos no ve como un riesgo para la estabilidad de la nación caribeña.

Chávez, un militar retirado de 56 años, dijo este jueves en la noche que se quedará en Cuba para un lento y cuidadoso tratamiento posterior a dos cirugías, y aseguró que sigue al mando del país petrolero, sin dar una fecha para su regreso.

Los presidentes sudamericanos saludaron a Chávez, enviaron sus deseos de pronto restablecimiento y señalaron que seguían de cerca las noticias sobre su salud.

"En los momentos difíciles por los cuales todos pasamos es importante no sólo el cuidado de los médicos sino nuestro coraje personal y la solidaridad de los amigos", dijo en un mensaje la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, quien fue tratada por un cáncer linfático en el 2009.

"Coraje no le falta, presidente Chávez, y esté seguro de que no le falta también solidaridad de todos los amigos", agregó.

La noticia sobre la enfermedad de Chávez conmocionó a toda Venezuela y generó incertidumbre sobre el futuro político de la nación, aunque las Fuerzas Armadas dieron su apoyo al gobernante, al igual que lo hicieron horas antes su gabinete de ministros y los parlamentarios de su partido.

El portavoz del departamento de Estado de Estados Unidos Mark Toner dijo que la enfermedad del presidente, un declarado adversario del su país, era un asunto personal que Chávez estaba sobrellevando junto a su familia.

"No tenemos mucha información. Sí sabemos que está lidiando con un asunto personal, de salud. Este es, en realidad, un momento difícil para él y su familia, me imagino, y somos comprensivos con eso", dijo Toner en un informe a la prensa.

"Pero no tenemos ninguna razón para creer que haya algo relacionado a la estabilidad ahí", agregó.

Mensaje de apoyo. Los presidentes de Ecuador, Rafael Correa, y de Argentina, Cristina Fernández, hablaron con Chávez para desearle una rápida recuperación, en tanto que el mandatario paraguayo Fernando Lugo, quien también fue tratado por un cáncer linfático el año pasado, le envió un mensaje grabado.

"Mi solidaridad fraterna con el Presidente Hugo Chávez, la expresión de respeto ante la circunstancia por la que atraviesa y nuestra experiencia de optimismo, fe y fortaleza para sobrellevar estos momentos y los que seguirán en la seguridad de una recuperación plena", dijo Lugo.

Otro de sus aliados, el boliviano Evo Morales expresó haber sentido mucho su enfermedad. "Pero ayer hemos escuchado. Nos alienta bastante. Está en pleno proceso de recuperación", comentó desde Buenos Aires, donde está de visita.

Un portavoz del Gobierno argentino dijo a periodistas que Chávez telefoneó a Fernández para responder a un llamado previo de su colega y se interesó por su salud luego de que la presidenta se golpeara la cabeza la semana pasada.

Fernández dijo a Chávez que se cuidara y que se verían pronto, según las expresiones del funcionario.

El presidente peruano, Alan García, se manifestó conmocionado por la noticia.

"Hemos tenido siempre posiciones diferentes pero como persona, como ser humano, nosotros valoramos mucho su esfuerzo básico por querer integrar a Sudamérica y América Latina", dijo García, quien ha tenido fuertes roces verbales con Chávez en el pasado.

Por su parte el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, saludó al gobernante venezolano a través de la red social Twitter.

"Hacemos votos por la salud y pronta recuperación del Presidente Chávez a quien expresamos toda nuestra solidaridad", dijo Santos en su cuenta.

En tanto el vicepresidente de Bolivia, Alvaro García Linera, dijo que el mandatario Evo Morales estaba siguiendo de cerca la evolución de la salud de su cercano aliado.

"Le damos fuerza para el retorno y que nuevamente lo veamos con la misma energía y entereza liderando los procesos por el bienestar del pueblo en Venezuela y América latina", remarcó García Linera.