Buenos Aires. Su rechazo a la ley anti inmigración de  Arizona  expresaron este martes los presidentes de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

La declaración de los jefes de Estado reunidos en la provincia de Campana, Argentina, sostiene que la normativa “permite la posibilidad de detener a las personas de manera discrecional por consideraciones raciales, étnicas, fenotipo, lenguaje y estatus migratorio, mediante el concepto cuestionable de duda razonable”.

Añade que la legislación podría llevar a la legitimación de las actitudes racistas y al riesgo latente de violencia por odio racial con lamentables episodios, de los que ya han sido víctimas ciudadanos sudamericanos, informó Agencia Andes.

La resolución reconoce la “importancia de las expresiones de rechazo manifestadas por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y por el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza”.