Buenos Aires. Presidentes de América del Sur festejaron este martes el bicentenario del primer Gobierno patrio de Argentina junto a la mandataria del país, Cristina Fernández, y centenares de miles de personas que abarrotaron las calles de Buenos Aires.

Fernández encabezó las masivas celebraciones populares junto a sus colegas de Brasil, Bolivia, Chile, Ecuador, Paraguay, Uruguay y Venezuela, quienes asistieron a coloridas presentaciones artísticas y espectáculos de luces y música alegóricos a la historia de Argentina.

"Hace apenas 27 años que tenemos una democracia continua en la República Argentina. Todos los argentinos pueden expresarse libremente (...) pese a quien le pese estamos mucho mejor que hace 100 años", dijo Fernández.

Los festejos comenzaron este viernes con desfiles y conciertos en la céntrica avenida 9 de Julio, así como con la reapertura del legendario Teatro Colón, una de las plazas líricas más afamadas del mundo.

Medios locales dijeron que más de dos millones de personas participaron de las celebraciones en Buenos Aires, que se extendieron por ciudades y pueblos de todo el país.

La fiesta de reapertura del Colón fue empañada por la inasistencia de Fernández, que anunció que no participaría de la ceremonia por diferencias políticas con Mauricio Macri, el opositor alcalde de Buenos Aires y posible aspirante en las elecciones presidenciales del 2011.

Analistas dijeron que la ausencia de la presidenta en la reinauguración del Teatro Colón fue una nueva muestra de la difícil convivencia entre las distintas fuerzas políticas de Argentina, caracterizadas por disputas y posiciones irreductibles.

"Al Gobierno le falta madurar", dijo el vicepresidente Julio Cobos, devenido en opositor y quien no fue invitado por el Gobierno a los festejos en Buenos Aires.

"Esto es hermoso. Estoy agotada pero valió la pena venir. Es histórico, y muy emocionante", dijo Clara, un ama de casa de la localidad bonaerense de Grand Bourg.

El sociólogo Aníbal Jozami afirmó que multitudes celebrando en paz en las calles de Buenos Aires no se habían visto en mucho tiempo.

"La fiesta se planificó bien y hay en un clima de patriotismo. Hay una ola de optimismo que le estaba haciendo falta al país", afirmó Jozami, director de la revista Archivos de Presente y también rector de la Universidad de Tres de Febrero.

La economía de Argentina se está recuperando tras una fuerte desaceleración en 2009 por el impacto de la crisis global.