Puerto Príncipe. Naciones Unidas y potencias occidentales instaron jueves a las autoridades de Haití a corregir los resultados preliminares de las viciadas elecciones de noviembre, advirtiendo que el no hacerlo podría llevar a una mayor agitación política.

El gobierno del presidente René Preval y las autoridades electorales de Haití están bajo una intensa presión para aceptar un reporte de expertos de la Organización de Estados Americanos que recomienda retirar al candidato presidencial apoyado por la administración local de una segunda ronda, en favor de otro candidato.

La recomendación se da después de una revisión de expertos electorales de la OEA sobre los disputados resultados preliminares de la votación del 28 de noviembre en el empobrecido país caribeño, golpeado por un terremoto, que ha sido manchada por la confusión, acusaciones de fraude y protestas callejeras.

"Si el CEP (Consejo Electoral Provisional de Haití) decide otra cosa, Haití podría enfrentar una crisis constitucional, con la posibilidad de grandes disturbios e inseguridad", dijo el jefe de la misión de paz de la ONU, Alain Le Roy, al Consejo de Seguridad en Nueva York.

La ONU tiene una operación de paz de más de 12.000 hombres en Haití.

La incertidumbre creada por el problema con las elecciones de Haití, que aún lucha por recuperarse de un devastador terremoto en 2010, ha aumentado por el sorpresivo retorno el domingo desde el exilio del ex dictador Jean-Claude "Baby Doc" Duvalier.

Duvalier, de 59 años, enfrenta cargos de corrupción y abusos a los derechos humanos cometidos durante su régimen desde 1971 a 1986. Otro exiliado, el ex presidente y ex sacerdote Jean-Bertrand Aristide, ha dicho que quiere volver a su hogar.

Le Roy dijo que la CEP debería "honrar su compromiso de tomar en cuenta plenamente las recomendaciones del reporte con la intención de garantizar que los resultados de las elecciones reflejen realmente la voluntad del pueblo haitiano".

El reporte de expertos de la OEA, que citó importantes "irregularidades" en el recuento de votos y recomendó cambiar los resultados preliminares de la elección presidencial, dice que el tecnócrata de gobierno y protegido de Preval, Jude Celestin, debería ser reemplazado en la segunda vuelta por el músico popular Michel Martelly.

Martelly disputaría la presidencia con la matriarca opositora Mirlande Manigat, quien consiguió la mayoría de los votos en la primera ronda el 28 de noviembre y fue confirmada por los expertos de la OEA en la segunda vuelta.

Los resultados iniciales de la CEP habían puesto a Celestin y Manigat en segunda vuelta, excluyendo a Martelly.