La Habana. El proceso de liberación de presos políticos en Cuba ha abierto un debate sobre cuántos opositores hay todavía tras las rejas en la isla.

El gobierno del presidente Raúl Castro ha liberado a 39 de los 52 presos políticos pactados en julio con la Iglesia Católica, a condición de que se marchen al extranjero.

Esta semana podría excarcelar a tres más que no figuran entre los 52, y ha ofrecido la opción del exilio también a varios disidentes en libertad condicional.

La cifra de opositores presos es imprecisa. Las autoridades cubanas niegan tener encarcelados políticos y consideran a los disidentes "mercenarios" a sueldo de su enemigo Estados Unidos.

A continuación algunos cálculos:

* Amnistía Internacional contabilizaba este año 53 presos de conciencia -o personas encarceladas por expresar pacíficamente sus ideas- en Cuba. La lista incluye a los 52 cuya liberación fue pactada con la Iglesia y a uno más que sería excarcelado en los próximos días.

* La Comisión Cubana de Derechos Humanos, un grupo ilegal pero tolerado, cree que tras la liberación de los 52 quedaría todavía un centenar de personas presas por motivos políticos. A diferencia de Amnistía, su lista incluye a personas condenadas por terrorismo, piratería, tenencia de armas, sabotaje y espionaje.

El líder de la Comisión, Elizardo Sánchez, dice que esos delitos son considerados políticos en Cuba. "El total de presos nada más lo sabe el gobierno de Cuba y no dice nada a nadie", afirmó.

* Las Damas de Blanco, un grupo de familiares de presos políticos, entregaron recientemente a la Iglesia Católica una lista con los nombres de 113 disidentes que en su opinión quedan todavía en las cárceles de Cuba. Sólo 34 de ellos son "pacíficos", según la líder del grupo Laura Pollán.