El Defensor del Pueblo, Tarek William Saab, informó que funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana estarían implicados en el asesinato de un adolescente de 14 años en San Cristóbal.

"Expreso mi condena publica al vil asesinato de Kluivert Roa, vilmente asesinado por presuntos funcionarios de de PNB quienes #YA están presos", informó el funcionario en su cuenta de Twitter.

Roa murió este martes durante una protesta antigubernamental en San Cristóbal, en un hecho que crispó los ánimos entre la oposición que reclamaba la renuncia del gobernador oficialista de la región.

El director de Seguridad Ciudadana del estado Táchira, el militar Ramón Cabezas, confirmó la muerte del estudiante de secundaria, quien murió durante una protesta por los problemas económicos del país y las acciones contra la oposición.

Sin embargo, la autoridad no precisó si el estudiante falleció por el impacto de bala o tras caer inconsciente al pavimento.

El joven llegó al hospital sin signos vitales.


Fiscalía investigará la muerte

Sin precisar las causas de la muerte, el Ministerio Público designó los fiscales 85° y 79° nacionales, así como la 22° auxiliar de ese estado en materia de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes, Harvey Gutiérrez, Dilcio Cordero y Ana Igrid Chacón, respectivamente, para coordinar las experticias y diligencias de la investigación del caso.

En las últimas semanas, las manifestaciones contra el Gobierno socialista de Nicolás Maduro han arreciado en la volátil San Cristóbal, cerca de Colombia, epicentro de las protestas que tuvieron en vilo al país petrolero a principios del año pasado y que dejaron 43 fallecidos.

En Caracas, diversos políticos de oposición pedían la renuncia del gobernador del estado Táchira, el oficialista José Vielma, y exigían el cese de la "represión".

En los últimos meses, el Gobierno de Maduro ha puesto presión sobre la oposición política, que asegura que un 42,8% de sus alcaldes tienen procesos judiciales en su contra.

La semana pasada, el alcalde metropolitano de Caracas, el opositor Antonio Ledezma, fue imputado por supuesta conspiración para generar violencia luego que, junto con la ex diputada María Corina Machado y el dirigente preso Leopoldo López, firmó un "acuerdo para la transición", sindicado por Maduro como la clave que activaría un golpe de Estado en su contra.