Buenos Aires. La Cámara de los Diputados de Argentina aprobó esta madrugada el proyecto de presupuesto nacional para 2013, y lo remitió al Senado que deberá evaluarlo y sancionarlo para culminar el proceso, confirmaron legisladores este jueves.

La iniciativa, que estima un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) del 4,4%, una tasa de inflación de 10,8% y una paridad cambiaria de 5,10 pesos por dólar, fue aprobada tras casi 12 horas de debate con el voto favorable de 142 diputados (oficialismo y aliados) y 87 en contra, del arco opositor.

El crecimiento del PIB este año fue estimado por el gobierno en 3,4%, mientras que el peso cotiza a 4,73 por dólar y el costo de vida ha sido calculado en 10%, menos de la mitad que el porcentaje estimado por consultoras privadas.

El presupuesto autoriza al Tesoro a tomar US$7.967 millones de los fondos del Banco Central, un 40% más de lo previsto para el 2012.

En materia de comercio exterior, la iniciativa prevé un superávit de US$13.325 millones el año próximo, contra un saldo favorable de US$12.249 millones estimado este año.

El jefe del bloque del Frente Para la Victoria (oficialismo), Agustín Rossi, defendió el proyecto y la política cambiaria oficial.

"El gobierno quiere que los argentinos atesoremos en pesos porque queda en la economía formal, se reinvierte o va al sistema financiero", mientras que el dólar se "va a los colchones o al exterior" y "eso sí es inflacionario", argumentó.

Las críticas a la iniciativa quedaron a cargo de los bloques del radicalismo, la Coalición Cívica, el PRO, el Peronismo Federal, Proyecto Sur y el Frente Amplio Progresista, entre otros.

El jefe del bloque de diputados nacionales de la Coalición Cívica, Alfonso Prat Gay, dijo que el proyecto oficial "está en contra de la realidad".