México DF. El Partido Revolucionario Institucional (PRI) amplió su ventaja hacia las elecciones del 2012 en México, lo que marcaría el regreso al poder de la mayor fuerza opositora tras dos gestiones consecutivas de la derecha, mostró el lunes una encuesta.

El derechista Partido Acción Nacional (PAN), del presidente Felipe Calderón, está desgastado por promesas no cumplidas como la creación de más empleos y el drama de los 42.000 muertos que ha dejado la violencia ligada con el narcotráfico, lo que le costó pérdidas en comicios estatales y legislativos.

Según el sondeo del lunes, realizado por la firma Buendía & Laredo y publicado por el diario El Universal, un 40% de los consultados votaría por el PRI, que gobernó por 71 años hasta el 2000, frente a un 35% que obtuvo en mayo.

El PRI se mantiene favorito respecto de encuestas similares hechas por esa firma desde septiembre de 2009, en momentos en que el PAN, que obtuvo un 24% de intención del voto contra 22% de mayo, no tiene un claro candidato y el proceso para depurar a cinco aspirantes está entrampado.

El opositor Partido de la Revolución Democrática (PRD), el principal de izquierda, retrocedió a un 11% comparado con el 16% de hace tres meses.

El avance del PRI ocurre después de haber arrasado en las elecciones de julio para gobernador del Estado de México, el más poblado del país, lo que significó un espaldarazo para el partido rumbo a las presidenciales.

El actual gobernador de ese estado, Enrique Peña Nieto, al que los encuestados ven como el candidato más probable del PRI, obtuvo hasta un 49% de preferencias electorales, superando por un amplio margen a otros posibles aspirantes entre oficialistas y de izquierda.

En una serie de combinaciones que la firma encuestadora hizo con probables candidatos presidenciales, los dos aspirantes oficialistas con más apoyo entre militantes del PAN, la diputada Josefina Vázquez Mota y el senador Santiago Creel, obtuvieron como máximo un 21% y 20% respectivamente.

En tanto, los dos principales aspirantes izquierdistas -el alcalde de la Ciudad de México, Marcelo Ebrard, y el ex candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador- obtuvieron respectivamente hasta un 21% y 19%.

En noviembre, los partidos tienen que lanzar convocatorias para registro de precandidatos y a fines de febrero se realizará la elección de postulantes presidenciales tras un periodo de campañas internas.

El sondeo se hizo a 1.000 personas entre el 29 de julio y el 3 de agosto con margen de error de 4.0 puntos porcentuales.