México DF. El mayor partido opositor de México, el PRI, ganaría en julio unas elecciones estatales clave hacia las presidenciales del próximo año, mostró este martes un sondeo, mientras se desmoronan las probabilidades de que sus principales oponentes compitan en una alianza.

El candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) para los comicios en el Estado de México, Eruviel Avila, un popular alcalde, ganaría la contienda con 39% de los votos, según una encuesta de Grupo de Comunicación Estratégica que publicó el diario Milenio.

El sondeo mostró que Luis Bravo Mena, un colaborador cercano del presidente Felipe Calderón y precandidato del derechista Partido Acción Nacional (PAN), obtendría un 24% de los sufragios, igual que Alejandro Encinas, quien se perfila como seguro postulante de la izquierda.

El Estado de México es el más poblado del país, siempre ha sido gobernado por priístas y su elección es vista como laboratorio de lo que podría ocurrir en las elecciones presidenciales de julio de 2012.

El actual gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, es el amplio favorito para suceder al presidente Calderón, según encuestas.

En los comicios estatales se abre una oportunidad para que el PRI pierda mediante una alianza entre el derechista PAN y el izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), como ocurrió en tres bastiones priístas el año pasado, lo que empañaría los planes de los priístas por recuperar la presidencia que perdieron en el 2000 tras 71 años en el poder.

Alianza opositora. No obstante, se están desvaneciendo las posibilidades de una alianza entre el PAN y el PRD, cuyos dirigentes habían dicho que presentarían un solo candidato con tal de sacar al PRI del gobierno del estado, el más poblado del país con 15 millones de habitantes.

A pesar de que una encuesta en la que militantes aprobaron el domingo una alianza en el Estado de México, Encinas se niega a aliarse con el partido de Calderón, al que un sector duro de la izquierda no reconoce como presidente porque alegan que llegó al Gobierno por un supuesto fraude electoral.

Si Encinas cambiara de parecer y fuera el candidato de una eventual alianza PAN-PRD, tendría el apoyo de un 38 por ciento contra un 45 por ciento de Avila, según la encuesta.

"El hecho puntual es que hoy no hay un candidato para esta coalición y todo apunta a que podemos ir con un candidato del PRD" que sería apoyado por otros partidos minoritarios de izquierda, dijo Encinas a Radio Fórmula.

El PRD decidirá el 10 de abril si participa de la mano con el partido de Calderón o si Encinas será el candidato sólo de la izquierda.

Bravo Mena, quien el martes fue nombrado por el PAN precandidato para el Estado de México, dijo que su partido seguirá insistiendo en lograr una alianza con la izquierda.

Ya instalados en la arena electoral, los priístas aseguran que no les importa si sus adversarios van juntos o separados. "Juntos o revueltos, por separado o echándonos montón, Eruviel va a ser gobernador", dijo Luis Videgaray, quien será el jefe de la campaña electoral de Avila.

El sondeo publicado en Milenio se realizó vía telefónica entre 900 habitantes del Estado de México con un margen de error de hasta 6.53%. El diario no especificó las fechas en que se hizo la consulta.