Lima, Andina. El presidente del Consejo de Ministros, Óscar Valdés, ratificó que el Estado no negociará ninguna tregua con los remanentes de Sendero Luminoso, y aseguró que se aplicará la ley para erradicarlos.

Valdés mencionó que el trabajo de las fuerzas del orden en las zonas donde operan esos remanentes, como el Alto Huallaga y el Valle de los Ríos Ene y Apurímac (VRAE), ha ocasionado que los subversivos se vean obligados a replegarse y reducir su territorio.

Sostuvo que la incursión de una columna de Sendero Luminoso en la localidad de Campanilla, región San Martín, es una clara muestra de los intentos de este grupo por recuperar la influencia perdida.

“El radio de acción que tiene Artemio es cada vez menor y eso lo lleva a tomar este tipo de acciones” subrayó refiriéndose al líder de Sendero Luminoso en el Alto Huallaga.

En ese sentido, expresó su confianza en que la captura de este líder subversivo se logrará pronto.

Por otro lado, Valdés dijo que será la Cancillería la encargada de pronunciarse a nombre del Ejecutivo sobre el caso de presunto espionaje realizado por ciudadanos chilenos contra instalaciones militares en Talara y Tacna.