El primer ministro de facto de Libia Mahmoud Jibril confirmó el jueves la muerte del derrocado líder Muammar Gaddafi y que tenía reportes no confirmados de que su hijo Saif al-Islam había sido rastreado cerca de la ciudad de Sirte y que su convoy estaba siendo atacado.

En una rueda de prensa en Trípoli, Jibril confirmó que Muammar Gaddafi, quien gobernó Libia durante 42 años hasta agosto, había sido asesinado después de ser capturado en Sirte.

"Confirmamos que todos los malvados, además de Gaddafi, han desaparecido de este amado país. Pienso que los libios deben darse cuenta que es tiempo de comenzar una nueva Libia, una Libia unida, un pueblo, un futuro", sostuvo.

También llamó a la vecina Argelia a entregar a los miembros de la familia de Gaddafi que huyeron allí en agosto. Dos de los hijos del ex líder, su hija y su mujer están en Argelia.