La cantidad de guatemaltecos que fueron deportados desde EE.UU., cerró con un alza de 11,34% al comparar el primer semestre del 2014 comparado con el mismo período del año pasado.

Fernando Lucero, portavoz de la Dirección General de Migración, detalló que de enero a junio de este año 28 mil 021 guatemaltecos fueron expulsados de EE.UU., quienes pretendían alcanzar "el sueño americano".

De la cifra, 24 mil 491 fueron hombres; tres mil 454 mujeres y 76 fueron menores de edad, entre niños y niñas.

La cifra supera en 11,34% a la cantidad de deportados del primer semestre del año anterior que fue de 25 mil 167, y las organizaciones de migrantes temen que la cifra supere la del año anterior que fue de 50 mil 221.

Activistas humanitarios ven con preocupación el incremento de la migración hacia EE.UU., y lo atribuyen a las condiciones de pobreza que afecta sobre todo a las familias del área rural, sin embargo la violencia se ha convertido en un fenómeno que ha cobrado relevancia en los últimos meses.

Hoy en día EE.UU., trata de menguar una crisis humanitaria producto del repentino incremento de menores que viajan solos hacia ese país en busca de sus padres o de empleo, de octubre del año pasado a diciembre de este año casi 12 mil menores han sido detenidos, se calcula que de ellos, mil 600 aún permanecen en centros de detención.