Ciudad de Guatemala. La primera dama de Guatemala, Sandra Torres de Colom, dijo este martes que competirá por la presidencia en las elecciones generales de septiembre, a pesar de una prohibición constitucional.

La Constitución de Guatemala impide que familiares en primer grado del mandatario de turno puedan postularse a la presidencia de la nación centroamericana.

La esposa del presidente Alvaro Colom busca ser la postulante del oficialista partido Unidad Nacional de la Esperanza, que se alió a otras dos fuerzas políticas minoritarias para participar en comicios de este año, cuando serán renovadas también las alcaldías y el Congreso.

La primera dama guatemalteca impulsa actualmente programas asistencialistas, que le han ganado popularidad entre población de pocos recursos.

"He venido aquí, al municipio de Mixco, para anunciar mi decisión de competir por la presidencia de la república", afirmó Torres de Colom durante un mitin en una localidad al suroeste de Ciudad de Guatemala. Aseguró que su decisión tiene como objetivo defender los programas de asistencia social.

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) tiene previsto lanzar el 2 de mayo la convocatoria para las elecciones, aunque varios partidos ya han llenado de propaganda política calles y avenidas de la capital y el interior del país.

El vocero del partido oficialista, Fernando Barrillas, aseguró que según los abogados de la fuerza política no existe ninguna prohibición legal para la candidatura de la primera dama porque la misma Constitución garantiza que cualquier ciudadano su derecho a elegir y ser electo.

Pero los partidos de oposición no opinan lo mismo.

"Se trata de una candidatura inconstitucional, pero habrá que pasar por todos los procesos que la ley establece", dijo el principal aspirante opositor a la presidencia, Otto Pérez Molina, del derechista Partido Patriota.

Agregó que será la Corte de Constitucionalidad (CC), cuyos miembros cambiarán en abril y uno de los cuáles será designado por Colom, la que definirá si la esposa del presidente puede competir en los comicios presidenciales.