Ciudad de Guatemala. La mayoría de las parejas al casarse espera que su matrimonio dure "hasta que la muerte los separe", pero para la primera dama d Guatemala, la política es primero.

Con lágrimas en los ojos, Sandra Torres anunció este jueves que se divorció de el presidente Alvaro Colom por el bien de la nación, con la esperanza de así poder librar una ley que prohíbe a familiares del mandatario contender por el cargo.

Una cláusula constitucional de mediados de la década de 1980, durante la transición de Guatemala a la democracia tras décadas de gobiernos autocráticos, prohíbe a familiares del presidente sucederlo en el poder.

Pero Torres, quien ya se había divorciado antes, espera ocupar la plaza de Colom tras las elecciones de este año.

"No voy a ser la primera ni la ultima mujer que decida divorciarse, pero si soy la primera mujer que se divorcia por su país". Sandra Torres.

Guatemala por delante de su felicidad. Torres -una política ambiciosa quien según varios analistas tiene gran influencia tras bambalinas en el partido de Colom la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE)-, dijo que estaba poniendo a los guatemaltecos antes que su felicidad personal.

"Me estoy divorciando de mi esposo pero me estoy casando con la gente", dijo Torres, de 51 años, en una conferencia de prensa, tratando de contener las lágrimas.

Dijo que la decisión, que obligará a la pareja a vivir separada, fue "muy difícil".

"No voy a ser la primera ni la ultima mujer que decida divorciarse, pero si soy la primera mujer que se divorcia por su país", dijo Torres, quien fue la tercera esposa de Colom.

La pareja discretamente presentó su solicitud de divorcio el 11 de marzo en una corte materia familiar, pero la noticia trascendió hasta esta semana.

La pareja declinó decir si se casarán nuevamente más adelante ni dar detalles sobre la forma en que van a vivir.

La constitución prohíbe explícitamente a los parientes consanguíneos del presidente y vicepresidente aspirar a esos cargos, pero no está claro si aplica para una ex esposa y la corte electoral aún debe decidir si Torres puede entrar a la contienda.

La oposición no vio con buenos ojos la maniobra, y Partido Patriota (PP), la mayor fuerza de derecha, lo llamó "fraude electoral".

El candidato del PP, Otto Pérez Molina, un ex general quien comandó tropas guatemaltecas durante la cúspide de la guerra civil de 36 años, encabeza los sondeos de opinión de cara a la primera ronda de la votación en septiembre.

Pérez Molina perdió ante Colom en el 2007.