La primera dama de El Salvador, Vanda Pignato, invitó hoy, en nombre de su marido, el presidente Mauricio Funes, a la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, a visitar el país centroamericano en este año.

Pignato, nacida en Brasil y vinculada al Partido de los Trabajadores (PT) de Rousseff, fue recibida por la mandataria brasileña esta tarde en el Palacio del Planalto, en Brasilia.

La invitación fue aceptada por la jefa de Estado brasileña, aunque la fecha de la visita será definida dependiendo de su agenda de compromisos, explicó la primera dama salvadoreña en rueda de prensa tras el encuentro.

Como secretaria de Inclusión Social de El Salvador, Pignato presentó a Rousseff el proyecto Ciudad Mujer, que ofrece atención y asistencia a las mujeres, desde servicios de salud a cooperativas de crédito.

"Son 20 estructuras del Estado en un mismo lugar. En una mañana, la mujer hace lo que le llevaría meses resolver", señaló Pignato, quien subrayó que la iniciativa atendió en dos años a 22.000 mujeres.

La idea de presentar el proyecto a la presidenta brasileña es porque el proyecto podría ser modelo para propuestas semejantes en Brasil y ser implementado por el gobierno de Rousseff, a quien la primera dama calificó de "la líder más importante de América Latina para levantar la bandera de la no violencia contra las mujeres".

Además de su encuentro con Rousseff, Pignato se reunió con los ministros de Deporte, Aldo Rebelo; de Salud, Alexandre Padilha; de la Secretaría de Políticas para las Mujeres, Eleonora Menicucci, y con el canciller Antonio Patriota.

Antigua militante del PT, Pignato conoció al presidente Funes, entonces un conocido comentarista político, actuando como representante del partido en América Central.