Brasilia. Dos días después del lanzamiento oficial de su candidatura, Fernando Haddad, presidenciable del Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil, lidera los sondeos de intención de voto con 22%, según la encuesta divulgada este jueves por el instituto Vox Populi, encargada por la Central Unica de Trabajadores (CUT).

De acuerdo con el sondeo, en segundo lugar de las preferencias se ubica el candidato de extrema derecha, Jair Bolsonaro, del Partido Social Liberal (PSL), con 18%.

En tercer sitio se ubica el candidato Ciro Gomes, del Partido Laborista Democrático (PDT), con 10%.

La aspirante Marina Silva, de Red Sustentabilidad, tiene 5%; Geraldo Alckmin, del Partido Social Demócrata Brasileño (PSDB), 4%; y ninguno de los otros candidatos superó el 1%, mientras que los votos en blanco o nulos suman 21%.

En el escenario de una segunda vuelta, Bolsonaro vencería a Alckmin con entre 18% a 25%; empataría técnicamente con Marina (24% a 26%); y perdería contra Ciro (22% a 32%) y contra Haddad (24% a 36%).

A pesar de liderar la encuesta, el candidato del PT es el menos conocido entre aquellos que tienen más posibilidades de victoria, ya que 42% de los electores dijeron conocerlo, mientras que 37% sólo lo conocen de nombre.

El 53% de los electores sabe que Haddad es el candidato apoyado por el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

En términos de rechazo popular, Bolsonaro es el que presenta la tasa más alta, con 57%, seguido por Alckmin con 52% y Marina Silva con 50%.

En el escenario de una segunda vuelta, Bolsonaro vencería a Alckmin con entre 18% a 25%; empataría técnicamente con Marina (24% a 26%); y perdería contra Ciro (22% a 32%) y contra Haddad (24% a 36%).

Tanto Haddad como Gomes vencerían por amplio margen a cualquiera de los otros candidatos en una eventual segunda vuelta.

La encuesta midió también la percepción de los electores con relación al ataque a Bolsonaro ocurrido en un acto de campaña en Minas Gerais el pasado 6 de septiembre.

El 64% asoció la puñalada a un acto solitario de un individuo desequilibrado, mientras que el 35% cree que se trató de un atentado organizado y planificado con fines políticos.

El instituto Vox Populi entrevistó a 2.000 electores en 121 municipios entre los días 7 y 11 de setiembre.