Londres.-La primera ministra británica, Theresa May, dirá a la Unión Europea (UE) el lunes que "la pelota está de su lado" en las conversaciones sobre el Brexit, mientras intenta avanzar en las negociaciones pese a haber salido más debilitada que nunca de una conferencia de su partido.

El discurso clave de May en la conferencia de la semana pasada, cuyo objetivo era reforzar su liderazgo, se vio interrumpido por una tos persistente y por un bromista que le entregó un aviso de despido falso, entre otros. Eso se produjo después de que May convocase elecciones anticipadas en junio y perdiera la mayoría que ostentaba su partido en el Parlamento.

Hoy por hoy, la primera ministra se ha librado de varios intentos de destronarla, y ahora busca centrarse en las conversaciones sobre el Brexit que tendrán que deshacer más de 40 años de unión - a solo 18 meses de que el país deje la UE y deba redefinir su posición en el mundo.

Sin embargo, se enfrenta a la intranquilidad en su formación, el Partido Conservador, por las negociaciones y por cómo terminará siendo la relación futura.

Uno de los parlamentarios la ha instado a que cancele las conversaciones si no consiguen avanzar este mes en una cumbre.

Mientras Bruselas se prepara en silencio para un fracaso en las negociaciones y mientras Reino Unido se prepara para lo que May llama "todos los casos posibles", algunos temen que el país se quede fuera de la UE sin un acuerdo.

En el discurso que dará el lunes en el Parlamento, May dirá que está decidida a asegurar una nueva relación con los otros 27 miembros del próspero bloque.