Múnich. La primera ministra británica, Theresa May, dijo este sábado que es necesario un nuevo tratado de seguridad con la Unión Europea (EU) a partir del próximo año, propuesta que logró el apoyo de funcionarios del bloque y de Estados Unidos que acordaron que el tema es muy importante para incluirlo en las negociaciones sobre el Brexit.

En un discurso ante líderes y funcionarios occidentales en Múnich, May prometió que Londres continuaría liderando las misiones militares y compartiría información de inteligencia si Bruselas acuerda un pacto "efectivo a partir de 2019" cuando Reino Unido debe dejar la Unión Europea.

El gobierno de May está utilizando una serie de discursos para presentar su visión de Reino Unido afuera de la UE. Sin embargo, el mayor aplauso durante su presentación ocurrió luego de que el organizador del evento, el diplomático alemán Wolfgang Ischinger, dijo: "Las cosas serían mucho más fáciles si se quedaran".

May se mostró firme y respondió "nos vamos de la UE y no se habla de un segundo referendo ni de volver, creo que eso es importante", dijo durante la Conferencia de Seguridad de Múnich.

"La sociedad que necesitamos crear es una que ofrezca a Reino Unido y la UE una forma de combinar nuestros esfuerzos para conseguir el mayor efecto cuando sea de nuestro interés común", dijo May sobre su plan de seguridad.

Reino Unido es uno de los principales tres consumidores de los datos de la agencia policial de la Unión Europea, Europol. Pero si deja el bloque, existe el riesgo de que resulte excluido de la cooperación, volviéndose más vulnerable a ataques de milicianos islamistas, dicen autoridades.

Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, valoró una "alianza de seguridad" con Reino Unido, agregando que el tema debería tratarse por separado del resto del debate sobre el Brexit.