El candidato presidencial José Domingo Arias se presentó este jueves para entregar sus definiciones económicas - y algunas políticas- a cientos de empresarios de todas partes del mundo que participaron del World Economic Forum celebrado en Panamá y cuya versión 2015 se desarrollará en México.

Arias, empresario que se desempeñó como ex viceministro de Comercio Exterior y como ministro de Vivienda durante la administración del actual presidente Ricardo Martinelli, cree que Panamá seguiría incrementando su progreso económico en un eventual gobierno suyo.  

En diálogo con AméricaEconomia.com en los pasillos de la cumbre del World Economic Forum, el candidato entrega algunas de sus definiciones.

-¿Es un objetivo suyo restablecer relaciones diplomáticas con Venezuela o al menos realizar algún acercamiento?

-El tema de Venezuela debe ser resuelto primero por los venezolanos y se debe revertir la presión de un conflicto interno. Nuestro país pasó por una situación muy difícil hace algunos años, pero observadores externos nos ayudaron a recomponer el clima interno. Venezuela debe escoger su propio camino, pero en base al diálogo franco y esperamos que se adelanten en esa dirección, que es lo más importante.

-¿Teme que en la recta final de las elecciones presidenciales panameñas se polaricen las posiciones?

-Esta es una elección muy importante, ya que el 1 de julio llegará un gobierno en el que todos los panameños deben participar. Estas elecciones llegan en un momento de ambición de desarrollo económico y social que ha logrado transformar a Panamá en un pueblo exitoso. Las transformaciones están llegando a las mayorías con la actual administración y eso permite que la gente deje la pobreza y se sume a la clase media.  Junto a un desarrollo de la educación, existirá una política de sostenibilidad a Panamá…

-¿Pero espera respaldo para lograr esos objetivos?

-Yo confío en que los panameños tendrán una visión de Estado en los temas fundamentales. Ya lo hemos demostrado en otras ocasiones, como en el desarrollo de la infraestructura de servicios financieros que lo ha transformado en uno de los más importantes del mundo. También en cómo hemos cerrado filas en torno a la posición de las autoridades frente a la reciente situación del Canal de Panamá y que va a permitir continuar con su proceso, con algún retraso, pero que apunta al desarrollo del país. Esto, porque todos los panameños coinciden en que los beneficios económicos están llegando a las mayorías, y así se garantiza el funcionamiento de las instituciones que respaldan la democracia.

-Suponiendo que su opción gane las elecciones, ¿cómo espera que se inserte su gobierno en la historia panameña?

-Nuestro país ha dado un gran salto en infraestructura que ha llevado a Panamá a un mayor nivel de desarrollo, somos el segundo país más competitivo de América Latina de acuerdo al ránking del World Economic Forum. En esa línea, mi deseo hacer un esfuerzo en el desarrollo del material humano y que sea el individuo el que empuje el carro de la economía.

-¿Cuáles son las tasas de crecimiento que espera en su gobierno para llevar a Panamá por ese camino?

-Nuestras previsiones son conservadoras, del orden del 5% al 6% y con esa expansión contaremos con los fondos para seguir financiando el plan de desarrollo de infraestructura y así financiar los planes de desarrollos sociales y en educación.

-¿Le preocupa que un menor crecimiento a nivel mundial impacte en el financiamiento de sus planes y por ende, de su gobierno?

-No, al contrario, lo veo como una gran oportunidad. Los costos de manufacturas en China ya están alcanzando los costos de manufactura en México. Los costos de energía van a transformar a Panamá en un centro de almacenamiento y distribución de ese bien y bueno, la presencia de un Canal ampliado será una gran oportunidad para nosotros y los países usuarios. Veo grandes cambios y oportunidades en el mercado global para Panamá.

-¿Cuáles son los principales países con los que Panamá, cree, debe profundizar su relación durante su administración?

-Creo que no solamente se debiera ver desde el punto de vista de países, sino de regiones o grupos. Naturalmente EE.UU., que es nuestro principal mercado, y contemos con capacidad de distribución logística para apuntar a EE.UU. que va a significar un gran salto comercial. Por otro lado, la Alianza del Pacífico es un escenario natural para el aprovechamiento de la conectividad en la región, aunque sin descuidar –remarca- las grandes oportunidades que tenemos con Brasil, particularmente en cuanto a la ampliación de vínculos comerciales con el norte de ese país y la infraestructura portuaria que disponemos de nuestros puertos en el Atlántico. Todo esto da un mapa integral de comercio con grandes oportunidades de Panamá con los países de la región.

Ahora bien, tras la firma del TLC con México, apuntamos al último escalón, que es la Alianza del Pacífico, esto, luego que sea ratificado por los respectivos congresos de sus países miembros. Visualizo un panorama de aprovechar beneficios cada vez más compartidos, es importante entender que la capacidad logística no es solo transportar de forma eficiente la carga, hay que apuntar a costos. El costo del transporte de alimentos en la región tiene un peso muy superior al que existe en economías desarrolladas, hay que abaratar costos.  

-¿Qué busca para Centroamérica?

-Panamá será un importante actor en la reducción de los costos de los alimentos para nuestra región centroamericana mediante abaratamiento de transportes, lo que significará algo muy positivo en términos de costos para las grandes mayorías. Tenemos que seguir trabajando para fortalecer el TLC que tenemos en la región para que signifiquen oportunidades más poderosas.