Barquisimeto. El principal rival de Nicolás Maduro en las elecciones presidenciales de Venezuela, Henri Falcón, ejerció su voto pasadas las 11:00 horas en Lara, donde denunció una serie de irregularidades durante la jornada de comicios.

“Quiero en la mañana de hoy, que tomen las decisiones que tengan que tomar en la brevedad posible (…) Es la instalación con los puntos rojos como mecanismos de presión, como elemento de chantaje político y social a un sector de la población, a quien se pretende una vez más comprar su dignidad. Desde aquí le decimos a la presidenta del CNE que tome cartas en el asunto urgente”, denunció Falcón.

Los puntos rojos sirven para entregar el carné de la patria, que sirven para recibir la ayuda social que entrega el gobierno de Maduro, lo que para los opositores es una medida de presión para votar a favor del actual presidente.

“Tenemos pruebas de que en los puntos rojos se está ofreciendo 10 millones de bolívares (US$121, a tasa oficial) a quienes acudan a votar con el carnet de la patria”, agregó Falcón.

Las elecciones han sido ampliamente cuestionadas por la comunidad internacional y la Mesa de Unidad Democrática (MUD), principal partido de opositor se restó de participar por calificarlas como un fraude.

Falcón se rebeló ante esta decisión e inscribió su candidatura, recibiendo el apoyo de tres pequeños partidos que pertenecían a la MUD y de una facción de la Copei.