La principal central obrera de Argentina, la Confederación General del Trabajo, anunció este jueves (02.02.2017) que realizará una huelga de 12 horas en marzo próximo. Sería la primera medida de fuerza contra el plan económico del presidente, Mauricio Macri. Héctor Daer, uno de los tres líderes del sindicato, dijo a la prensa que "para la segunda quincena de marzo" habrá "un cese de actividades con una movilización de la totalidad de los gremios" que integran la central de los trabajadores.

Además, comentó que la CGT "no participará más de las mesas de diálogo" promovidas por el Gobierno argentino y que el próximo 7 de marzo los sindicatos marcharán hacia el Ministerio de Producción, en el centro de Buenos Aires. "Esto es el inicio del plan de lucha. No hay más tiempo para el diálogo", advirtió Carlos Acuña, otro de los dirigentes que encabeza la CGT. La ley de enfermedades del trabajo, los despidos en las instituciones públicas y los aumentos salariales son algunos de los puntos de fricción.

Aumentos limitados a la inflación. Las protestas se anuncian el mismo día en que Macri aseguró que el Gobierno no otorgará aumentos de salarios a los trabajadores públicos que superen la inflación prevista para 2017, que rondará, según estimaciones oficiales, el 17%. "Lo que hemos dicho es que estamos dispuestos a pagar en términos de salario la inflación, porque si no el déficit público va a ser peor", advirtió Macri durante una visita a la provincia de Santa Fe, al norte de Buenos Aires.

Este jueves los docentes argentinos marcharon por el centro de Buenos Aires para rechazar que el Gobierno imponga un porcentaje límite en la negociación salarial para el sector. Al respecto, Macri sostuvo que "los salarios docentes han crecido por arriba de la inflación", que cerró en 2016 en una cifra que rondó el 40%, según estimaciones públicas y privadas. "Cada provincia negociará con sus trabajadores en forma independiente", expresó hoy el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, en una rueda de prensa, en referencia al reclamo de los maestros.

Gobernadores de 16 provincias se reunieron hoy en la capital argentina para analizar el pedido de los docentes, al que respondieron que buscarán equiparar con un índice de inflación "que va a la baja", indicó el mandatario de Córdoba, el peronista Juan Schiaretti. "No nos vamos a entrometer en la negociación de los docentes con las provincias ni en la del sector privado", sostuvo el secretario de Coordinación Interministerial, Mario Quintan.