Bogotá. Los dos candidatos a la presidencia de Colombia con mayores posibilidades de ganar las elecciones descartaron el martes la opción de renegociar un acuerdo militar con Estados Unidos y rechazaron la injerencia de gobiernos extranjeros en la campaña electoral.

El candidato oficialista del Partido de la U, Juan Manuel Santos, y el independiente del Partido Verde, Antanas Mockus, coincidieron en mantener vigente el pacto que firmó Colombia con Washington que da acceso a militares estadounidenses a siete bases de este país para realizar operaciones contra el narcotráfico y el terrorismo.

"Por su puesto que yo no renegociaría (el acuerdo militar) habiendo sido yo el que lo negocié. Ahí no hay nada, absolutamente nada que pueda dar pie a que un tercer país piense que esto es un acuerdo para agredirlo", dijo Santos en un debate a través del canal de televisión Citytv.

La firma del pacto militar provocó una crisis en las relaciones diplomáticas de Colombia y Venezuela, después de que el presidente Hugo Chávez ordenó congelar el comercio bilateral con el argumento de que desde territorio colombianos Estados Unidos planea una invasión a su país para frenar su revolución a favor de los más pobres.

"A mí me parece que la relación con Venezuela debe ser sustraída a la discusión de condiciones con Estados Unidos. Ni Estados Unidos nos debe imponer condiciones a las relaciones con Venezuela, ni Venezuela nos debe imponer condiciones en la relación con Estados Unidos. Son dos relaciones aparte", dijo Mockus al descartar revisar el acuerdo militar.

Revisión.  Chávez, el más fuerte crítico de Estados Unidos en la región, condicionó el restablecimiento de las relaciones con Colombia a la revisión del acuerdo militar que considera una amenaza para la seguridad de la región.

Sin embargo, el candidato del izquierdista Polo Democrático Alternativo, Gustavo Petro, consideró que el acuerdo comercial no es válido porque no se aprobó a través del Senado y dijo que si es elegido presidente buscará una renegociación con el gobierno del presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

Santos rechazó las permanentes declaraciones de Chávez y del mandatario de Ecuador, Rafael Correa, sobre asuntos internos de Colombia y dijo que están interfiriendo en la campaña electoral.

"En cuanto a la intromisión, por su puesto que la rechazamos, sobre todo cuando esa intromisión va en contra mía, porque quieren el presidente Chávez y el presidente Correa detenerme en la carrera a la presidencia de la República y eso es totalmente inaceptable", declaró el candidato del Partido de la U y ex ministro de Defensa del presidente Alvaro Uribe.

Chávez calificó recientemente a Santos como una amenaza y dijo que su eventual gobierno podría generar una guerra en la región,

Mockus también rechazó por "inconvenientes" los comentarios de Chávez sobre la campaña en Colombia.

Santos y Mockus lideran las encuestas sobre intención de voto para las elecciones del 30 de mayo en las que se elegirá al sucesor de Uribe.

En caso de que ninguno de los nueve candidatos inscritos obtenga más de la mitad de los votos, los dos con la mayor cantidad de preferencias deberán enfrentarse en una segunda vuelta el 20 de junio.