Madrid. Andina. La Comisión Obrera (CC.OO.) y la Unión General de Trabajadores (UGT) de España, las principales centrales sindicales de este país, convocaron a una huelga general para el próximo 29 de marzo, en protesta por las reformas laborales del gobierno de Mariano Rajoy.

Los secretarios generales de CC.OO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, respectivamente, señalaron que la medida de fuerza es “inevitable, justa y necesaria”, a fin de lograr la modificatoria de las reformas del Ejecutivo durante su debate en el Parlamento.

"El triunfo de la huelga será la modificación de la reforma, no cuanta gente salga a la calle", subrayó Toxo.

El gobierno del derechista Mariano Rajoy aprobó el mes pasado una nueva ley que abarató las condiciones de despido en la península, en un intento por frenar el desempleo, cuyo índice actual (23%) es uno de los más altos de la historia.

Con esta reforma, se elimina la indemnización de 45 días por año trabajado y la sustituye por una de 33 días.

Asimismo, revisa la flexibilidad laboral y el llamado despido objetivo o procedente.

La reforma fue respaldada por el Parlamento gracias a la mayoría del Partido Popular

La CC.OO. denunció que las reformas laborales que impulsa Rajoy facilitan el despido y es una puerta para la destrucción masiva de puestos de trabajo en un contexto de crisis.

España enfrenta una fuerte crisis económica, con una alta tasa de desempleo de 22.85% de la Población Activa, según la encuesta oficial del 27 de enero último, que representa más de 5 millones 273 mil personas sin trabajo.

Tanto Toxo como Cándido han señalado que el presidente Mariano Rajoy no ha respondido a las dos cartas remitidas por las centrales sindicales con alternativas a la crisis fiscal que enfrenta el Gobierno español.