Las prioridades inmediatas para el nuevo presidente del Perú deberían ser el rápido nombramiento de su ministro de Economía, idealmente este mismo lunes 6 de junio y la construcción de una mayoría política en el Congreso, a fin de resolver a la brevedad la incertidumbre generada por la campaña electoral.

Eduardo Morón, economista y profesor de la Universidad del Pacífico estimó que se viene un periodo complicado y que "quien sea ganador tendrá que luchar contra la incertidumbre en el mercado peruano", según informa RRPP Noticias.

En tal sentido, consideró que el nuevo gobernante debe definir y dar a conocer el nombre de quienes van a comandar el Ministerio de Economía, pero también otras entidades como el Banco Central de Reserva (BCR) o la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria (Sunat).

"Es necesario que quien vaya a tomar las riendas del gobierno, sobre todo en el MEF, sea conocido el lunes", remarcó en los estudios de RPP Noticias.  

Así también, opinó que es necesario que el electo presidente deba definir alianzas en el Congreso para garantizar una mayoría "trabajable" y resaltó la importancia de un accionar articulado con los gobiernos regionales y locales.

A su turno, el periodista y analista político Juan de la Puente incidió en que el país está "exhausto" de la "discusión política" tras 10 meses de elecciones, incluido los comicios municipales y regionales.
Por tal motivo, sostuvo que el gobierno entrante debe tomar decisiones de fondo para entrar en un periodo de "democracia muy vigilada".

Indicó que el nuevo presidente tendrá un desafío importante: Construir mayoría política.

"El gobierno tendría que abrirse más desde el centro. Dejar de lado posturas extremas y tratar de comprometer un conjunto de   personalidades para llevar a cabo reformas más consensuales", sentenció.

Manifestó que aunque se esperaba un Parlamento más fragmentado esto no ha sido así. No obstante, reconoció que está "polarizado" y hay riesgo de que el partido que gane las elecciones sea "excluido".
Agregó que debe haber acuerdos de consenso, que incluya a las bancadas medianas y pequeñas, ya que -advirtió- "hay posibilidades de deserción".