Santiago de Chile, EFE. Un juez especial procesó este lunes en la sureña ciudad chilena de Temuco a quince oficiales y suboficiales de la Fuerza Aérea de Chile (FACH), algunos de ellos activos, por su participación en el homicidio de dos opositores a la dictadura y torturas a otros tres en 1973, informaron fuentes judiciales.

En su resolución, el juez Álvaro Mesa Latorre, de la Corte de Apelaciones de esa ciudad, a 672 kilómetros de Santiago, procesó a los 15 como autores o encubridores de los delitos investigados y junto con procesarlos ordenó que permanezcan en prisión preventiva.

El magistrado "logró acreditar con certeza la participación de estas personas", dijo a Efe Joseph Beraud, uno de los abogados querellantes tras entrevistarse este lunes con el juez Mesa.

Según la resolución del juez, los 15 están implicados en la ejecución sumaria y posterior desaparición del médico Hernán Henríquez Aravena y del enfermero Alejandro Flores Rivera, asesinados el 2 de octubre de 1973 en la base aérea "Maquehue", en las afueras de Temuco.

Hernán Henríquez era entonces director del Servicio Nacional de Salud para las provincias de Malleco y Alejandro Flores Rivera era el presidente regional de la Federación de Trabajadores de la Salud.

En ese período (1973-1990) más de 3.200 chilenos murieron a manos de agentes del Estado y de ellos, 1.192 permanecen aún como detenidos desaparecidos.

Además, se procesó a los aviadores por el delito de torturas a otros tres opositores a la dictadura de Augusto Pinochet: Jorge Silhi Zarzar, Víctor Painemal Arriagada y Sergio Riquelme Inostroza.

Los procesados, de los que once estaban detenidos preventivamente desde el pasado viernes, son los oficiales Anibal Tejos Echeverría, Leonardo Reyes Herrera, Enrique Isaacs Casacuberta y Rodolfo Schmied Callejón.

También los oficiales de reserva Emilio Sandoval Poo, Berthold Bhonn Suterel y Pablo Alister Conterras, además de los suboficiales Heriberto Pereira Rojas, Luis Yañez Silva, Enrique Rebolledo Sotelo, Luis Soto Pinto, Crisóstomo Ferrada Carrasco, Jorge Soto Herrera y Jorge Valdebenito Isler.

Emilio Sandoval Poo fue condenado en ausencia a 15 años de prisión en noviembre de 2011 por la justicia francesa, por la desaparición del exsacerdote de esa nacionalidad Etienne Pesle Menil, detenido en Temuco el 19 de septiembre de 1973.

Sobre la ejecución de Henríquez y Flores, las autoridades militares de Temuco emitieron días después un comunicado que sostenía que ambos habían sido muertos durante un intento de fuga con apoyo externo y sus cadáveres enterrados, pero sin que hasta hoy se haya dado a conocer el lugar.

El informe Rettig, que en 1991 certificó las violaciones a los derechos humanos cometidas durante la dictadura (1973-1990), señaló sobre este caso que "no resulta creíble que, estando detenidos en un recinto militar, sin visitas e incluso sin que se hubiese reconocido a sus parientes su permanencia en ese lugar, los prisioneros hubiesen acordado un plan de fuga con personas del exterior del recinto".

En ese período más de 3.200 chilenos murieron a manos de agentes del Estado y de ellos, 1.192 permanecen aún como detenidos desaparecidos.

Fuentes de la defensa de los aviadores procesados anunciaron que en los próximos días recurrirán la prisión preventiva decretada por el juez.