Madrid. “En Ecuador hay un Estado de derecho donde hay independencia de poderes. El poder judicial está cumpliendo con su deber, que es no perseguir personas, sino investigar delitos, y el primero de marzo de 2008 se cometió un delito en Ecuador y es deber investigarlo”, afirmó el presidente ecuatoriano, Rafael Correa al respaldar el proceso contra el ex ministro de Defensa y actual presidencial colombiana, Juan Manuel Santos.

Así, si bien reiteró la voluntad de su país de recomponer las relaciones con Colombia, respaldó el proceso contra el político de Colombia por el bombardeo hecho por el Ejército de ese país en 2008 a un campamento de las FARC ubicado en territorio ecuatoriano.

Correa puntualizó que “la justicia tiene el deber de investigar ese delito”, informó Agencia Andes.

Respecto a la situación puntual de Juan Manuel Santos, Rafael Correa indicó que “eso le corresponderá decidir a la justicia”.

En cuanto a las elecciones colombianas, explicó que su gobierno respeta mucho el proceso democrático y soberano del país vecino, pero que “frente a posiciones que atentan contra el derecho internacional e interamericano y contra los compromisos de Colombia adquiridos en la cumbre de Río (de Janeiro) y Santo Domingo y contra resoluciones de la OEA, encontrarán la respuesta adecuada en Ecuador”.

Agregó que “sobre personas y las preferencias del pueblo colombiano en cuanto a las elecciones, jamás nos vamos a pronunciar y respetaremos cualquier resultado que soberana y libremente adopte el pueblo colombiano”.

Sobre las relaciones con Colombia sostuvo que “hemos pasado momentos difíciles, pero eso es a nivel de Gobierno porque nuestros pueblos son hermanos y las relaciones han sido fraternales”.

Añadió que “estamos intentando normalizar las relaciones. Somos un país grato. No olvidamos que Colombia nos ayudó a superar la gravísima crisis energética que vivimos a finales del año pasado, cuando enfrentamos la peor sequía en los últimos 45 años”.

Apoyo de Uribe. Por su parte el presidente de Colombia, Álvaro Uribe, reafirmó el apoyo a su ex ministro de Defensa. “Una nación como la nuestra afectada durante tanto tiempo por el terrorismo no puede abandonar a quienes han librado la batalla contra el terrorismo”, sostuvo.

Agregó que Raúl Reyes, quien murió en el bombardeo, “secuestraba y mataba colombianos (y) estaba en un campamento terrorista” cuando murió.

Eso sí que Uribe puntualizó que “continuaremos con toda determinación en el proceso de restablecer las mejores relaciones con el Ecuador”.