Este martes el presidente electo de Chile Vamos, Sebastián Piñera, fue proclamado como tal por el Tribunal Calificador de Elecciones (Tricel), en una ceremonia celebrada en las inmediaciones del organismo ubicado en calle Compañía de Jesús, Santiago.

Con esto, Piñera quedó habilitado para asumir como jefe de Estado este próximo 11 de marzo.

La ceremonia comenzó cuando el Tribunal, compuesto por su presidente Patricio Valdés Aldunate y los ministros Haroldo Brito Cruz, Juan Eduardo Fuentes Belmar, Jorge Dahm Oyarzún y Luis Pareto González, procedió a iniciar oficialmente el proceso de proclamación.

En primer lugar se entonó el himno nacional del país, para luego detallar las votaciones de la Segunda Vuelta de estas pasadas Elecciones 2017 donde ganó Piñera.

Además, agregó que “los chilenos no tenemos derechos a quedarnos atrapados en las divisiones, querellas y odio del pasado y no asumir con unidad nuestro desafío y compromiso con el futuro“.

A continuación, Carmen Gloria Valladares, relatora y secretaria del Tribunal, asistió a los ministros para efectuar la firma del documento oficial donde se proclama al presidente electo.

Luego, Valladares leyó el acta, para luego ser entregada al presidente del Tribunal, Patricio Valdés, y así finalizar el proceso.

Valdés aprovechó el momento para celebrar la proclamación, destacándolo como uno de los momentos más importantes desde la vuelta a la democracia.

Por otra parte, Andrés Chadwick, Gonzalo Blumel, presidentes de los partidos de Chile Vamos, entre otros, aprovecharon la ocasión para acompañar al nuevo mandatario en esta ceremonia.

También asistieron figuras políticas y públicas de los distintos poderes del Estado, quienes fueron saludados por Valdés en su discurso de cierre.

Desafíos y oportunidades. Esta actividad es la ratificación formal de los resultados de las elecciones y es una etapa más que cumple Piñera para convertirse en Presidente de la República este 11 de marzo.

En la instancia el Sebastián Piñera habló sobre los desafíos y oportunidades que hay que enfrentar. “Estoy absolutamente convencido que la única manera de enfrentar estos desafíos y hacer de Chile un país desarrollado sin pobreza con oportunidades, es privilegiando la unidad por sobre la división“, sostuvo.

Además, agregó que “los chilenos no tenemos derechos a quedarnos atrapados en las divisiones, querellas y odio del pasado y no asumir con unidad nuestro desafío y compromiso con el futuro“.