La Paz. El procurador general del Estado de Bolivia, Héctor Arce, enfatizó su seguridad en que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) ratifique su competencia en la demanda marítima boliviana contra Chile, porque es "jurídicamente científica".

"La demanda boliviana es jurídicamente científica, está fundada en las grandes instituciones del derecho internacional. Es una demanda que pretende el ejercicio de un derecho, el derecho que tiene Bolivia de retornar al Océano Pacífico con soberanía", afirmó.

Héctor Arce concedió una entrevista a Xinhua en su despacho de la instancia judicial en la ciudad de La Paz, en que habló del recurso interpuesto por Chile que argumentó "incompetencia" de la CIJ para conocer sobre la demanda boliviana.

El procurador, coadyuvante de la demanda marítima presentada el 24 de abril de 2013 ante el tribunal internacional con sede en la Haya, Holanda, consideró que este año es "clave", ante la cercanía de los alegatos orales para demostrar la competencia o no de la CIJ.

Expresó su optimismo en salir "airoso" del primer "pequeño juicio" frente a Chile, el cual está previsto iniciar en mayo próximo.

Durante los nueve años de las tres administraciones del presidente Evo Morales, Arce también ha sido presidente de la Comisión de Constitución en la Cámara de Diputados y representante del Estado ante la CIJ.

El funcionario expuso a esta agencia de información, que el gobierno de Bolivia tiene confianza en la competencia del tribunal internacional en La Haya para tratar su demanda marítima.

Dijo que la CIJ "es totalmente competente para conocer una demanda fundada jurídicamente en hechos científicos como es la demanda de Bolivia".

Para el procurador, la demanda del gobierno boliviano es absolutamente "vencedora".

Explicó que Bolivia respondió con "solvencia jurídica" a lo dispuesto por la Corte respecto a la presentación de documentos en la fase escrita, que son de carácter reservado.

"Me reservo a darte los detalles, pero estamos seguros de que Bolivia tiene una respuesta muy contundente y solvente. Ahora queda la fase de alegatos orales que se desarrollará en los próximos meses", afirmó Arce.

Ambas naciones intercambiarán en estos alegatos sus fundamentos frente a la demanda marítima, con lo que los 17 jueces de la CIJ tomarán una decisión al respecto.

Bolivia tiene plena certeza de la contundencia de sus argumentos sobre la demenda y también de la competencia del tribunal internacional para dirimirlo.