El procurador anticorrupción Joel Segura destacó la disposición que existe entre las autoridades de Brasil para colaborar con el Perú en torno a las denuncias hechas en dicho país sobre presuntos sobornos durante la construcción de la vía Interoceánica.

"Como procuraduría estamos atentos a este caso, no lo descuidamos, y desde Brasil hemos recibido la mejor disposición de colaboración", declaró a la Agencia Andina.

Bajo ese contexto comentó que sigue vigente la posibilidad de viajar a territorio brasileño, en función a las coordinaciones que se vienen desplegando.

Las coordinaciones, dijo, se orientan sobre la probabilidad de encontrar elementos que puedan servir al caso, situación que tiene su propio tiempo.

"En la lucha contra la corrupción no hay camino cerrado, no hay obstáculo, lo digo por experiencia, y todo lo que se hace en esta materia es en función a encontrar resultados concretos", expresó el abogado del Estado.

Según informes de la prensa brasilera, en 2009 la Policía Federal de Sao Paulo intervino las oficinas del grupo Camargo Correa y los domicilios de sus principales directivos, donde incautaron documentos, correos y un USB que dan cuenta de supuestas coimas.

Estos pagos irregulares ascenderían a más de seis millones de dólares, en relación a la carretera Interoceánica, en su tramo cuatro que vincula al Perú con Brasil.

Tras conocerse la noticia, en el Congreso se ha planteado la formación de un grupo de investigación especial en torno a estos presuntos sobornos que se habrían pagado en los gobiernos de Alejandro Toledo y Alan García.

El fiscal de la Nación, Pablo Sánchez, anunció esta semana que un equipo de fiscales viajará a Brasil para buscar información que permita definir si se abre o no una investigación sobre este caso.