La Procuraduría de Colombia abrió una investigación disciplinaria formal en contra del alcalde de Cali, Valle, Jorge Iván Ospina, y dos funcionarios más de su administración por presuntas irregularidades en la expedición de algunos impuestos de valorización en la ciudad.

Además del burgomaestre, el Ministerio Público cobijó con el dictado de pliego de cargos al secretario de Infraestructura y Valorización Municipal, Aníbal Zambrano, y el director jurídico, Mario Hernán Colorado.

Según la delegada para la Economía y la Hacienda Pública, se desconocieron disposiciones contenidas en el acuerdo suscrito por el concejo municipal de esa capital, que señalaba que el monto total distribuible por ese concepto era de cerca de 670.000 millones de pesos (US$354.897), aunque el valor total de las obras autorizadas fue de 680.000 millones (US$360.194).

Al parecer, no existe marco legal que hubiera autorizado a la alcaldía a no seguir esas directrices, conducta que, de comprobarse, constituiría falta disciplinaria gravísima a título de dolo, que podría derivar incluso en la destitución e inhabilidad de los funcionarios.