Bogotá. El procurador general de Colombia, Alejandro Ordoñez, anunció este sábado que ese organismo impugnó la tutela que restituyó en su cargo al alcalde de Bogotá, Gustavo Petro. "La Sala Civil de Restitución de Tierras interpreta de manera indebida e incorrecta el bloque de constitucionalidad", indicó el procurador colombiano.

El pasado miércoles el alcalde Petro fue restituido en su cargo por el presidente Juan Manuel Santos por orden del Tribunal de Bogotá, queBogotá. le dio al jefe de Estado 48 horas nombrar nuevamente al burgomaestre que estuvo 33 días fuera de su cargo.

Decisión de la Procuraduría de destituir e inhabilitar a Petro tuvo como argumento el mal manejo en la recolección de basura, tras adoptar un nuevo y poco exitoso esquema en la ciudad durante varios días.

El jefe del ministerio público recordó que el alcalde de Bogotá está destituido e inhabilitado por la Procuraduría tras una sentencia emitida en diciembre pasado y confirmada en abril, lo cual se convierte en un hecho irregular para el funcionario.

"Se ha debido solicitar la aclaración correspondiente para que el juez ordenara la suspensión (de la destitución). Como no se hizo, tenemos un alcalde destituido e inhabilitado lo cual es abiertamente irregular", explicó Ordoñez.

El procurador impugnó la tutela que restituyó al alcalde de Bogotá y solicitó a la Corte Suprema de Justicia que la suspenda de manera inmediata. Dicha impugnación se presentó a la Sala Civil de Restitución de Tierras del Tribunal Superior de Bogotá, que a su vez la debe enviar a la Sala Civil de la Corte Suprema de Justicia.

"La decisión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos reconoce derechos o ampara derechos del señor alcalde de Bogotá, no de sus electores. Por tal razón no tiene legitimidad el tutelante, el ciudadano, al cual se le protegen unos derechos que ya el Consejo de Estado había decidido", añadió.

El pasado 19 de marzo el presidente Santos firmó la destitución del alcalde Petro y designó al actual ministro de Trabajo, Rafael Pardo, como nuevo burgomaestre encargado, luego de que se conociera que un alto tribunal confirmó la destitución e inhabilidad del entonces edil.

El mandatario firmó la destitución en momentos en que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos emitió una medida cautelar a favor de Petro, en la que le pidió al gobierno no firmar la orden de su destitución e inhabilidad hasta que se conociera a fondo en detalle el falloemitido por la Procuraduría General de la Nación.

El presidente colombiano afirmó en esa oportunidad que el Ministerio de Relaciones Exteriores iba a dar respuesta detallada y oportuna a la comisión, a pesar de que ésta pidió al gobierno no firmar la orden que destituyó e inhabilitó por 15 años a Petro, quien rechaza el fallo en su contra por parte del procurador general de la Nación.

El Consejo de Estado de Colombia revocó las 23 tutelas que tenían suspendido el fallo de destitución e inhabilidad contra el alcalde bogotano, emitido el pasado 9 de diciembre por el procurador Ordoñez.

La polémica decisión de la Procuraduría de destituir e inhabilitar al alcalde Petro tuvo como argumento el mal manejo en la recolección de basura, tras adoptar un nuevo esquema en la ciudad durante varios días a finales de 2012.