México D.F. La Procuraduría General de la República negó que exista una motivación política detrás de la detención del alcalde de Cancún y candidato del PRD-PT y Convergencia al gobierno de Quintana Roo, Gregorio Sánchez Martínez.

El vocero de la dependencia, Ricardo Nájera, explicó que la investigación contra el edil comenzó el 15 de enero de 2010 y que desde el principio fue notificada al PRD.

Nájera indicó que el análisis se inició por una denuncia anónima y por reportes de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda, que detectó diferencias entre los ingresos declarados y los percibidos por Sánchez Martínez, dijo El Universal.

El vocero enfatizó que “esto no tienen ninguna implicación política, debe quedar muy claro que la actuación de la PGR es de buena fe. (El Ministerio Público) es el representante de la sociedad y es la buena fe la que rige su actuación".

El político fue notificado de las acusaciones en su contra y compareció a declarar como testigo el 3 de mayo pasado. En la oportunidad negó los cargos y dijo que presentaría su declaración por escrito.

"No la presentó, simple y sencillamente no volvió a comparecer, y al no justificar los recursos se tuvo que ejercitar la acción penal", señaló el vocero de la PGR.

Nájera indicó que Sánchez declaró ingresos máximos por US$1.536.000, pero hizo retiros por US$2.469.000.

Añadió que hay varios depósitos realizados en el transcurso de los últimos meses que no guardan proporción con sus ingresos como alcalde y empresario del ramo inmobiliario.