Bogotá. La Procuraduría General de Colombia confirmó este miércoles la sanción que inhabilita al ex ministro del Interior Sabas Pretelt para ejercer cargos públicos, por ofrecer sobornos a congresistas a cambio de apoyo a un proyecto que autorizó la reelección presidencial.

Se trata del primer funcionario del gobierno del ex presidente Alvaro Uribe sancionado por la procuraduría, el organismo que se encarga de vigilar las conductas de los funcionarios al servicio del estado.

Después de ser ministro del Interior y de lograr la aprobación del controvertido proyecto que permitió a Uribe ser reelegido en el 2006, Pretelt ejerció como embajador en Italia.

El ex funcionario también afronta un proceso criminal por soborno ante la Fiscalía por el mismo caso y podría terminar a la cárcel, de acuerdo con fuentes judiciales.

El antiguo funcionario del gobierno apeló la sanción que inicialmente tomó a comienzos de agosto el procurador general de Colombia, Alejandro Ordóñez.

Pretelt fue acusado por la ex congresista Yidis Medina de haberle ofrecido prebendas para que votara a favor un acto legislativo que autorizó la reelección presidencial.

Medina, actualmente privada de la libertad en su residencia después de que fue condenada por la Corte Suprema de Justicia por recibir favores del gobierno a cambio de votar la reforma que permitió la reelección de Uribe, también inculpó al ex ministro de la Protección Social, Diego Palacio.

La investigación de la procuraduría estableció que el funcionario también ofreció una notaría al ex congresista Teodolindo Avendaño para que favoreciera la aprobación del acto legislativo.

Pretelt siempre ha negado las acusaciones de la ex congresista y rechazó el fallo de la Procuraduría.