Santiago. Miles de profesores y estudiantes chilenos marcharon este miércoles por la principal avenida de la capital en demanda de que el gobierno aumente el presupuesto a la educación pública en la reforma educativa, informaron los organizadores.

La manifestación, convocada por los maestros, fue respaldada por las principales agrupaciones estudiantiles que exigen terminar con el "lucro" en la educación privada subvencionada por el Estado, dijo el líder de los docentes, Jaime Gajardo, quien encabezó el acto central.

Con cánticos, bailes y otras formas de expresión, profesores y alumnos recorrieron varias calles céntricas de la ciudad de Santiago hasta confluir en el emblemático Monumento a Los Héroes, donde sus dirigentes explicaron los principales motivos de la protesta.

"La educación pública debe ser el eje articulador de un sistema educativo mixto, que tenga la educación como derecho social", sostuvo Gajardo.

Expresó que se debe fortalecer la educación pública, "lo que no está en los proyectos enviados" al Congreso Nacional de la República de Chile conformado por la Cámara de Diputados (120 miembros) y el Senado (38).

El representante de los mentores comentó que de esta manera se unen a los estudiantes que han protestado desde 2011, porque a su juicio la iniciativa educativa de la presidenta Michelle Bachelet no recoge sus principales demandas.

Explicó que los participantes en la protesta exigieron terminar con la ley que obliga al pago de los padres de familia en colegios que ya reciben subvención estatal.

Gajardo dijo que su gremio, agrupado en el Colegio de Profesores, sostiene que el gobierno debió considerar como "prioritario" fortalecer el sistema público sobre el sistema privado, de modo inverso a lo propuesto.

"Varias propuestas (estudiantiles) son coincidentes con lo que manifiesta el Colegio de Profesores, y queremos generar causa común para empujar los cambios", indicó.

Por su parte, las organizaciones estudiantiles consideraron que aspiran a que se termine la educación privada lucrativa en todas sus formas, aspiración que dicen no cuenta con el aval del gobierno de centroizquierda.

En tanto, la Asociación Chilena de Municipalidades, que agrupa a los alcaldes del país, difundió que alrededor de 1,4 millones de estudiantes resultarán afectados con las movilizaciones de los profesores.