Bogotá. Los profesores del sector público y el Gobierno de Colombia llegaron el jueves a un acuerdo sobre aumento de salarios que permitió levantar una huelga de más de dos semanas que había dejado sin clases a nueve millones de estudiantes.

La ministra de Educación, Gina Parody, y el presidente de la Federación Colombiana de Educadores, Luis Grubert, dijeron que el acuerdo permitirá a 330.000 profesores retornar a clases a partir del viernes con el compromiso de recuperar el tiempo perdido.

El acuerdo contempla un aumento gradual de los salarios de un 12%, muy por encima de la inflación de 3,66% que se registró en Colombia el año pasado, así como una bonificación a los profesores con mayor antigüedad y mejoras al sistema de salud de los docentes.

Sin embargo, el Gobierno mantuvo un proceso de evaluación a los educadores, lo que provocó el rechazo del acuerdo de un sector del gremio.

"La evaluación se puede transformar, cambiar y mejorar pero no eliminar", dijo la ministra de Educación.

Grubert anunció que en dos años se revisará nuevamente la escala de salarios de los profesores con el Gobierno para continuar un proceso de actualización que busca poner fin al rezago del sector.

"Hay un sector que considera que lo alcanzado no satisface sus expectativas", declaró el dirigente sindical a periodistas, quien sin embargo aseguró que el acuerdo quedó en firme.

La huelga de los profesores del sector público fue la segunda en menos de un año en Colombia.