Santiago. Construir conocimientos sobre la manera en que se gestiona una "marca país", es un valor "imprescindible" para los gobiernos de América Latina, afirmó el director nacional de Turismo de Uruguay, Benjamín Liberoff.

En el marco del II Foro Internacional de Marca País organizado por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile que concluyó el viernes pasado en Santiago, el funcionario uruguayo expuso que "había una necesidad histórica insatisfecha en América Latina que ahora cumplimos".

Liberoff explicó en entrevista con Xinhua que la idea surgió en Uruguay en 2006, "porque no teníamos una institucionalidad para la gestión de la 'marca país' y analizamos para qué queríamos gestionarla".

Recordó que eso los llevó a convocar el primer foro en 2013 y desde entonces han tenido una respuesta "positiva" en la región, por lo que "ahora Chile ha seguido esos pasos y Perú ha anunciado que pretende organizar el mismo evento en 2015".

Liberoff dirige el Grupo de Seguimiento del Consejo Interministerial en Asuntos del Comercio Exterior de Uruguay y coordina la Agencia de Promoción Uruguay 21, dedicada a promover la imagen del país sudamericano en el exterior.

Explicó que la "marca país" incluye un nombre, un producto, un signo, un símbolo, un diseño y también la combinación de esos elementos, que hacen que haya diferencias entre las naciones.

Destacó que el presidente de Uruguay, José Mujica, transmite una imagen y unos valores de "liderazgo" a nivel internacional en un contexto con crisis de valores, lo que fortalece la "marca país" de la nación.

El mandatario uruguayo tiene un perfil de "luchador" al pasar muchos años en la cárcel y llevar una vida austera, ya que su salario como presidente lo utiliza para construir viviendas a pobres, lo que "ha ayudado a situar a Uruguay en el mapa del mundo".

Liberoff comentó que además de la figura de Mujica, lo que más define la "marca país" de Uruguay, "es la calidad de vida" de los ciudadanos, lo que se asocia a la nación a nivel interno e internacional.

El directivo de Turismo también se refirió en la entrevista con Xinhua a su reciente visita a China realizada en septiembre pasado, con quien "nos orientamos a tener una relación estratégica".

Explicó que ello significa que ese país "piensa para muchos años adelante", lo que por lo general no se practica en América Latina "por falta de costumbre".

Recordó que en el país asiático se reunió con funcionarios de Turismo de ciudades como Beijing (capital), Taijin y Shanghai, además de que espera la visita de sus representantes a Uruguay para explorar posibilidades de mayor intercambio y mejorar las relaciones.

Dijo que el gobierno de Uruguay organiza un grupo de trabajo "para que piense el futuro de las relaciones con China, porque sin duda un país que tiene el 20% de la población mundial, no es simplemente el primer socio comercial, es mucho más para Uruguay".

Subrayó que "las relaciones entre Uruguay y China son excelentes, con una potencialidad enorme, no sólo por los deseos, sino también por lo que se está materializando".

Hace cinco años, Uruguay exportaba 5 millones de dólares de productos lácteos a China y hoy esa cifra llega a 100 millones.

"El principal comprador de carne uruguaya es China, que compra otros cortes que no son los mismos que exportamos a Estados Unidos, por lo que ello nos ayuda mucho", afirmó.

Comentó que hay otras inversiones, como la producción de autos chinos fabricados en Uruguay para exportar al mercado brasileño.

Señaló que su país busca promover el turismo mediante deportes como el golf y la equitación, así como organizar reuniones temáticas y ferias "donde Uruguay pueda ser una plataforma preferida para China en Sudamérica".

Anunció que además analizan la posibilidad de montar en 2016 una gran exposición de la nación asiática en la ciudad de Montevideo.

En la capital uruguaya hay una pequeña colonia de personas de origen chino con negocios asociados a la gastronomía, "y ahora hay hijos de chinos residentes que han ido a concluir sus carreras en universidades chinas", comentó Liberoff.

Dijo que también les interesa contar con un "Centro Confucio para impartir el idioma chino y promover la cultura china".

Contemplan, además, hacer estudios "estratégicos" que permitan a Uruguay incrementar el comercio con China, así como captar mayor turismo del país asiático.