Ciudad de Panamá. La reunificación de China bajo nuevas condiciones es el propósito de un encuentro que se realizó hoy en un hotel en el centro financiero internacional en la capital panameña, promovido por la Alianza Pro-reunificación Pacífica de China y con la participación de más de 300 representantes de 17 países de Asia, Europa y América.

El representante permanente de la Oficina de Desarrollo Comercial Chino-Panameño, Wang Weihua, explicó a Xinhua en el foro, en ocasión del  XV aniversario de la fundación de la Alianza Panameña pro Reunificación Pacífica de China, que la que se está emprendiendo es una nueva tarea de promoción a favor del proceso de reunificación pacífica, ante una nueva política en la isla china de Taiwán.

El funcionario se refiere en su explicación al nuevo escenario tras haber asumido recientemente Tsai Ing-wen, del Partido Progresista, el liderazgo en la isla, que no reconoce con claridad el consenso de una sola China de 1992 y pretende buscar en el futuro opciones de una independencia.

Wang consideró además muy positiva esta iniciativa tanto para la comunidad china en Panamá como para los chinos en todo el mundo. "La mayoría de los chinos de todo el mundo estamos firmemente en contra y lanzamos por eso nuestras voces", dijo.

Expresó que el que se quiere dar es un mensaje sobre la unión de todos los chinos en contra de  la tendencias en favor de la independencia de Taiwán, y para que se dé un proceso de reunificación pacífica en el futuro.

Wang señaló que hay una serie de acuerdos de intercambio que están funcionando entre ambos lados del Estrecho de Taiwán, pero con una base política de una sola China.

Subrayó que durante 5.000 años hubo una sola China, pero hubo razones históricas que afectaron, por lo que se considera que el camino debe dirigirse hacia la reunificación.

Yan Xiaopei, vicepresidenta del Comité Central del Partido Zhi Gong de China, consideró relevante el foro que se realiza en Panamá para expresar el deseo del cumplimiento del gran  sueño de la reunificación de China.

Señaló que cualquier tipo de forma del deterioro del proceso de reunificación de ambos lados del Estrecho será muy negativa, y que los chinos en todo el mundo están opuestos a eso.