Caracas. Diputados del oficialismo propusieron este miércoles otorgar en los próximos meses poderes especiales al presidente Hugo Chávez para legislar en Venezuela, luego de que unos cruciales comicios parlamentarios anticiparon el equilibrio de fuerzas políticas en la Asamblea Nacional.

El oficialismo requería alcanzar 99 diputados para aprobar sin trabas una Ley Habilitante en el 2011, pero el conteo final del Consejo Nacional Electoral (CNE) le otorgó 97 escaños frente a 65 de la oposición, lo que adelanta la puja por transferir poderes al Ejecutivo.

"Si el presidente desea solicitar una Habilitante, él lo evaluará como Jefe de Estado. No lo ha planteado, pero aquí estamos, somos soldados de esta Revolución y garantizamos que no va a haber escuálido (opositor) que se monte a sabotear el proceso", dijo Iris Varela, diputada reelecta, en declaraciones al canal oficial de televisión.

Una reunión con la presidenta del actual Parlamento, Cilia Flores, fue fijada para la tarde del miércoles con el fin de tratar el asunto y tomar una decisión conjunta en la Asamblea Nacional dominada casi plenamente por diputados oficialistas.

Expertos consultados por un diario nacional confirmaron que es posible jurídicamente solicitar una ley que le dé poderes especiales a Chávez, popularmente llamada ley Habilitante, que se prolongue hasta el próximo período legislativo, pues la Constitución venezolana no especifica límites de tiempo ni de materias al conferir este tipo de facultades.

El diputado Mario Isea, también del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), manifestó su apoyo a la idea de ejecutar un plan alternativo para dar poderes al presidente.

Preferencia equivalente. Con 97 de 165 diputados, los seguidores del presidente Hugo Chávez tienen una mayoría contundente en la Asamblea Nacional que comenzará a ejercer en el 2011, pero esa proporción no se reproduce en cuanto a voto popular debido a cambios legales que terminaron sobre representando el sufragio rural.

Desde la noche del domingo, ambos bandos se han atribuido la victoria popular, tras lo cual el presidente Chávez dijo el lunes que seguirá profundizando el socialismo en Venezuela.

Según el conteo de votos lista, el oficialismo se alzó ligeramente por encima de la oposición con el 48,9% de los sufragios totales, lo que significa 5,45 millones de votos contra 5,33 millones de la coalición adversaria (47,9%), de acuerdo a los datos del CNE.

No obstante, para el Parlamento Latinoamericano -que incluye los sufragios en el exterior- la oposición resultó ganadora con el 49%, lo que le otorga una leve ventaja al totalizar 5,37 millones de votos frente a 5,27 millones del oficialismo (48,1%), precisó.

El partido Patria Para Todos (PPT), que se separó del grupo oficialista, obtuvo alrededor del 3% de los votos totales, lo que en teoría jugaría a favor del bloque opositor.

El presidente Chávez había insistido en que la lucha por el control legislativo sería el preludio de la batalla por las elecciones presidenciales del 2012, cuando buscará nuevamente su reelección.

Aunque sus contrincantes aún no anuncian quiénes podrían representar a la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) en los próximos comicios, analistas consideran que al incrementar lenta pero sostenidamente la preferencia popular, la coalición opositora inicia la carrera presidencial con buen pie.

Por su parte, el oficialismo ha perdido apoyo. Según el conteo final de votos, este grupo restó entre 800.000 y un millón de votos con respecto a la anterior elección de febrero del 2009, una caída en torno al 16% en año y medio.

La votación en las elecciones parlamentarias celebradas el domingo en Venezuela reveló la equivalencia de fuerzas de la oposición y el oficialismo, según el conteo oficial que dio a conocer el CNE la noche del martes .

La oposición se retiró de las anteriores elecciones parlamentarias, lo cual dejó el hemiciclo completamente en manos del oficialismo, facilitando la promulgación de decenas de leyes con orientación socialista.