Lima. Las propuestas electorales, de cara a los comicios presidenciales de Perú, no deberían convertirse en un factor perturbador para los inversionistas del clave sector minero y energético, que está en la mira de los candidatos, dijo este martes el gremio minero del país.

El jefe de la Sociedad de Minería, Petróleo y Energía, Pedro Martínez, agregó que debe garantizarse la estabilidad jurídica, en momentos en que algunos candidatos propusieron gravar las ganancias extraordinarias o aplicar nuevos impuestos a las mineras, que gozan de altos precios de los metales.

"Es hora que se deje de lado las ofertas populistas y que más bien se pongan en debate políticas de Estado de mediano y largo plazo coherentes que garanticen la estabilidad jurídica y el crecimiento sostenido de la economía nacional", dijo Martínez en un comunicado.

"La campaña electoral no debe convertirse en un factor perturbador para los inversionistas", agregó.

Martínez explicó que la cartera de proyectos mineros para los próximos diez años suma US$41.426 millones, mientras que los proyectos de hidrocarburos alcanzan los 8.300 millones de dólares.

En tanto, en el sector eléctrico se invertirían US$3.400 millones entre 2011 y 2012.

"Hacer realidad esta cartera de proyectos estimada en más de más US$53.000 millones contribuirá a afianzar el crecimiento de la economía nacional y el progreso del país", afirmó Martínez.

En la mira de los candidatos. Perú es uno de los mayores productores mundiales de minerales, cuyas exportaciones representan el 60% de las ventas totales del país sudamericano.

Pero la explotación de la riqueza natural en Perú es un tema sensible y suele generar, en algunas zonas del país, protestas de los pobladores que viven cerca de las minas, ante el temor de la contaminación de sus tierras o el uso de sus aguas.

En 2009, una violenta protesta en contra de la explotación de recursos naturales en una zona de la selva de Perú, dejó más de 30 policías y nativos muertos y se convirtió en la peor crisis del gobierno del presidente Alan García.

El favorito para ganar las elecciones presidenciales en Perú, el ex mandatario Alejandro Toledo, planteó recientemente que las mineras deberían "devolver" parte de sus ganancias en mejoras sociales, en momentos en que los metales registran precios récord.

Aunque Toledo, quien encabeza el más reciente sondeo de Ipsos Apoyo con un 27 por ciento, aclaró que sería respetuoso de la estabilidad jurídica.

Le siguen de cerca la legisladora Keiko Fujimori, hija del ex presidente Alberto Fujimori, con 22%, y el ex alcalde de Lima Luis Castañeda, con 19%, según la última encuesta de Ipsos Apoyo.

De otro lado, el candidato nacionalista, Ollanta Humala, que se ubica en el cuarto lugar y cuyas propuestas asustaron a inversores en el pasado, afirmó que de triunfar en la elección del 10 de abril, gravará las ganancias extraordinarias mineras pero no tomaría o estatizaría el vital sector.