Londres. Activistas a favor del medio ambiente bloquearon este sábado un camino de acceso a una gran refinería petrolera en el este de Londres, en un intento por evitar que los camiones cisterna dejaran el lugar, dijeron los organizadores de la protesta y la policía.

Doce manifestantes se encadenaron a camiones estacionados en un camino que lleva a la refinería Coryton en Essex, unos 40 kilómetros al este de la capital. "El fin es interrumpir el flujo del petróleo hacia Londres por el día", dijo una portavoz de los manifestantes.

La policía de Essex dijo que la fuerza cerró el camino y vigilaba la protesta. Ningún manifestante ingresó a la refinería, agregó un portavoz.

La refinadora de petróleo Petroplus Holdings AG, con sede en Suiza, opera las instalaciones de Coryton, que puede procesar 172.000 barriles de crudo diarios. No pudo contactarse a personas de la compañía para conocer sus comentarios.

Los manifestantes esperaban que 500 personas se unan a la protesta para elevar la conciencia sobre cómo los combustibles fósiles contribuyen al calentamiento global provocado por la humanidad.

Terri Orchard, quien asistió a la protesta, dijo que el mundo debería utilizar fuentes energéticas más limpias.

"No tenemos esperanzas de combatir el cambio climático si no encontramos una forma de superar el petróleo", dijo en un comunicado publicado por los organizadores de la protesta. "Este lugar, toda esta industria, debe convertirse en pasado", declaró.

La manifestación fue organizada en conjunto por varios grupos de acción directa, contando a Camp for Climate Action, que previamente protestó en el aeropuerto Heathrow de Londres y en el distrito financiero de la capital británica.

En Francia, las paralizaciones en las refinerías de petróleo en protesta contra el alza de la edad de jubilación afectaron el suministro del 2% de las estaciones de gasolina.