Las violentas marchas protagonizadas por maestros "zelayistas" y vándalos infiltrados, no solo han ocasionado daños a la educación, al comercio y a la propiedad privada en la capital.

La seguridad ciudadana, también ha sido afectada debido a que más de un 30% de los policías de la Jefatura Metropolitana 1, que debería estar en las calles en la lucha contra la delincuencia común, está empeñada en disolver disturbios.

Estadísticas policiales indican que en los días que han transcurrido del presente mes se ha disparado la incidencia de muertes violentas, lo mismo que el robo de automóviles y de motocicletas, entre otros.

Los asaltos en la vía pública representan un serio problema para los transeúntes, ya que a diario son víctimas de asaltos en las vías públicas debido a la poca presencia policial y militar. Muchos de estos casos no son denunciados ante la Policía por los afectados.

Los altos mandos de la Policía consideran que pese a la situación actual, los índices de delincuencia se han mantenido en niveles bajos, porque en ningún momento se ha descuidado la seguridad en barrios y colonias.

Para garantizarle la tranquilidad a los capitalinos, los policías han tenido que sacrificar con sus fines de semana libres y días de descanso por determinación de los altos mandos de la institución, según se confirmó.

Pendientes de la ciudad. El jefe de la Policía Metropolitana Mario Chamorro Gotay, que trabajan de una manera coordinada y que cuentan con apoyo, tanto de otras unidades policiales como de las Fuerzas Armadas para no descuidar las otras actividades.

Garantizó que la Policía no estará únicamente pendiente de las manifestaciones, porque tienen que garantizar la seguridad tanto en barrios y colonias como en las zonas comerciales de la capital.

El comisario Leonel Sauceda, portavoz de la Secretaría de Seguridad, confirmó que casi un 30 o 40 por ciento del personal que se necesita para la prevención del delito, lo mismo que el control en las principales calles y avenidas de la ciudad se está utilizando en las manifestaciones.

Reiteró que en vez de estar utilizando en los patrullajes y recorridos en barrios y colonias, están restableciendo el orden en las marchas.

Sin embargo, dijo Sauceda, como Policía Nacional realizamos un trabajo profesional de tal forma que, a pesar de desplazar personal adicional para el control y restablecimiento del orden público, estamos cumpliendo con nuestro trabajo en barrios y colonias.