Una huelga indefinida en rechazo del incremento salarial de 5% propuesto por las autoridades y acordado con la Central Obrera Boliviana (COB) comienza este lunes en La Paz.

El movimiento, impulsado por representantes de la Central obrera del departamento de Oruro y dirigentes de las 28 federaciones que engrosan la Confederación de Trabajadores de Educación Urbana de Bolivia, no cuenta con el apoyo de la COB.

La medida implicó que el gobierno garantizara la la protección del Estado para aquellos profesores que desacaten la medida, de acuerdo a La Prensa

El gremio del profesordado ratificó el rechazo a las medidas del gobierno de aumentar 5% los salarios, la edad de jubilación y por el monopolio estatal que, para el sector, significará el manejo de los fondos de pensiones una vez eliminadas las administradoras privadas.

El movimiento se realiza tras el cese de un paro general convocado por la COB contra el gobierno de Evo Morales, en rechazo de la propuesta de reajuste salarial de 5% impulsado por las autoridades. Tras algunas negociaciones con al cúpula dirigencial de la Cob, la organización terminó aceptando las propuestas de representantes del ejecutivo.  

El presidente Evo Morales acusó a los educadores de ser “enemigos de Bolivia” por el llamado al paro general. Añadió que las protestas son un “camuflaje” que esconde una “pelea por el liderazgo del sector”, con lo que “de una reivindicación se pasa a una conspiración”.