Chicago. Un policía de Chicago fue acusado de asesinar a un adolescente negro, horas antes de que las autoridades publicaran el martes un video en el que se veía al joven escapando de agentes que dispararon contra él hasta en 16 ocasiones.

Las imágenes del tiroteo ocurrido el año pasado, que fueron recogidas por una cámara colocada en la parte frontal de un coche de policía y se hicieron públicas por orden judicial, llevaron a manifestaciones callejeras en su mayoría pacíficas en Chicago.

En el video aparecía Laquan McDonald, de 17 años, que según las autoridades llevaba una navaja de bolsillo y estaba bajo los efectos de drogas alucinógenas, en el momento de los disparos en medio de la calle el 20 de octubre de 2014.

McDonald aparece escapando de una patrulla de vehículos que le persiguen por detrás, después gira diagonalmente, mientras que dos policías aparecen delante de él en otro coche patrulla.

La muerte de McDonald ocurrió en un momento de intenso debate en Estados Unidos sobre el uso de la fuerza por parte de la policía, especialmente contra las minorías.

El agente Jason Van Dyke es el primer policía de Chicago acusado de asesinato mientras se encontraba de servicio en décadas.