Santiago. Nueve policías y cuatro civiles resultaron heridos en Chile durante enfrentamientos ocurridos la noche del sábado y la madrugada del domingo, tras una nueva conmemoración del golpe militar de 1973, informó la policía.

El balance indicó además que se registraron 251 detenidos, de los cuales 221 fueron capturados en la capital y 30 en otras regiones del país.

El balance indicó además que se registraron 251 detenidos, de los cuales 221 fueron capturados en la capital y 30 en otras regiones del país.

La policía local informó además que hubo cuatro heridos y que hasta la mañana de este domingo no se habían registrado muertos por los incidentes.

Los desórdenes ocurrieron en la conmemoración número 37 del golpe de Estado llevado a cabo por el general Augusto Pinochet, quien derrocó al presidente socialista Salvador Allende.

La fecha también coincide con los primeros seis meses del Gobierno del bloque derechista Coalición por el Cambio.

Exhaustiva evaluación. El Gobierno ordenó a la policía en la noche de este sábado una exhaustiva evaluación de los procedimientos adoptados luego de que una treintena de delincuentes provocó desórdenes y atacó a la prensa que cubría las diversas actividades en recuerdo a los detenidos y desaparecidos en la dictadura.

Durante la noche, manifestantes realizaron barricadas en diferentes barrios de la capital, con quema de neumáticos y lanzamiento de cadenas a cables del tendido eléctrico, lo que que dejó a miles de hogares sin suministro de energía.

Sin embargo, tanto el Gobierno como la policía dijeron que los disturbios fueron menores en comparación a años anteriores, lo que se tradujo en un menor numero de heridos y detenidos.

"Yo hago una evaluación bastante positiva. Yo creo que en los últimos 10 años, este 11 de septiembre ha sido el más tranquilo y lo digo en forma responsable", dijo a la prensa el jefe de la zona metropolitana de Carabineros.

Bajo la dictadura de Pinochet, desde 1973 a 1990, unas 3.000 personas murieron o fueron desaparecidas, mientras que otras 28.000 sufrieron torturas.